jueves, 20 de mayo de 2010

5 años

El 20 de mayo de 2005, casi sin querer, comencé este blog con un pequeño texto sobre la liturgia. No tenía muchos planes ni ideas sobre lo que saldría, ni tenía claro cuánto tiempo escribiría aquí. Presumía que unos pocos meses.

El 20 de mayo de 2010, casi sin querer, me doy cuenta que han pasado 5 años desde los primeros tecleos. Sigo sin muchos planes ni ideas sobre lo que saldrá, y tampoco tengo claro cuánto tiempo más seguiré escribiendo.

He aprendido a que las cosas vayan solas, sin presiones. Creo que salen mejor.

He tenido etapas de mucha escritura, y etapas de vacíos. Tiempos de copy-paste, y tiempos de creación personal. Temporadas de emoción intensa con muchas lágrimas, y temporadas de seco análisis. Eras de conflictos, y eras de paz.

Haciendo un balance, creo que han sido buenos tiempos. Si a alguien he ayudado con mis caóticos pensamientos, en buena hora. Quiero pensar que lo descrito aquí puede ser de utilidad al menos a alguien. Si es así, el objetivo está cumplido.

Para mí esta modestísima web es algo que se ha convertido en parte importante. Sin anticiparlo, como tantas otras cosas. Escribir es algo fundamental hoy. Catarsis y explosión. Purificación y desahogo. Creación y revuelo.

5 años. Un quinquenio. Una carrera universitaria. Una educación secundaria peruana. No es poca cosa.

¿Que vengan 5 años más? Dios y nadie más que él lo sabe. Mi intención es continuar hasta que se pueda. Hasta que hayan ideas. Hasta que se acaben por completo.




2 comentarios:

Anónimo dijo...

se te lee con cariño
y se aprenden cosas con tu pagina,
( y eso que no soy cristiano ).

gracias.

Abel García García dijo...

Gracias a ti por tus palabras y tu lectura.

Un abrazo,