martes, 6 de enero de 2009

No es más que defensa de intereses

Cuando leo y trato de analizar la política internacional me guío por varios principios que me han servido para la observación de las muy conflictivas relaciones entre las naciones –pasadas y presentes-. Un par de ellos son:

(1) En las relaciones entre los países no hay buenos ni hay malos. Lo que existe es defensa de intereses de los grupos de poder.

(2) Uno de esos grupos de poder con influencia tremenda es el castrense, sobre todo en países imperialistas-expansionistas (USA, Rusia, China, e indirectamente Israel). No en vano el tráfico de armas es el segundo negocio a nivel mundial, tras el tráfico de drogas.

Los mismos principios me sirven como clave hermenéutica cuando leo los textos veterotestamentarios llenos de invasiones con matanzas de mujeres y niños indefensos, situaciones tan similares a las que el día de hoy vive Gaza con los aviones bombarderos en las cabezas y los tanques por las calles. ¿Es que es el mismo Dios que es hoy Príncipe de paz mandó matar a gente inocente en ese tiempo? Por ejemplo, el pueblo que invadía Canaan hacía lo que hacía por un interés que, como era típico en su tiempo, lo asignaban a la voluntad de un dios cuya imagen estaba en plena formación. Porque no es lo mismo el dios de clan que bendecía a Abraham que el Dios único y todopoderoso que se empezó a dibujar tras el exilio. Hubo un largo camino en la mente del pueblo que, poco a poco, fue mutando la imagen de su Dios. En otras palabras y yendo al punto, mataban porque querían y porque así les mandaban sus propios intereses (¡De la misma manera que se hace hoy!), no porque Dios se lo obligase, aunque así lo consignasen en sus registros.

Unos 20 israelíes han muerto por cohetes caseros palestinos en los últimos 8 años (cuatro en los últimos días). Ya superan los 200 los palestinos civiles muertos en la última ofensiva a Gaza. La desproporción es abismal. ¿Y porqué toda esa sangre? Pensemos en el principio (1): todo es defensa de intereses. ¿Cuáles son estos? Quizá estemos al tanto que este año hay elecciones en Israel y también en Palestina. En Israel, el partido de gobierno estaba en riesgo de perder las elecciones y ¡oh sorpresa!, hoy tiene el apoyo mayoritario de la gente tras la ofensiva. Un partido de gobierno que no quiere aparecer como paloma sino como halcón en un contexto electoral. En Palestina, el presidente Abbás tenía la intención de que las elecciones sean generales, es decir, que no sólo sean presidenciales (que son las que corresponden ahora) sino que también que sean legislativas (que, en realidad, tocan el 2010). ¿Saben quién tiene el control del Parlamento Palestino? Pues ni más ni menos que Hamás. Por ello Abbás quiere adelantar elecciones, para sacar a Hamás del poder. Obviamente, Hamás no desea eso (esta es una razón poderosa para violar la tregua y lanzar los cohetes. Se aferran al poder absoluto que ostentan inéditamente en Gaza y el Parlamento). Entonces, sumemos el lado israelí más el lado palestino. ¿Qué tenemos? ¡La invasión! Los grupos de poder de ambos lados tienen intereses poderosos, y siempre una excusa ante la comunidad internacional: Israel la defensa de su soberanía, Hamás la defensa contra el invasor (tal vez por eso los gobiernos palestinos no han neutralizado a sus radicales con la firmeza que debieron haber usado). ¿Cuál es la causa justa? ¿La de Israel? ¿La palestina? En verdad, todo se disuelve en el mar de los intereses. Mientras tanto, los inocentes siguen muriendo.

Un botón más: recordemos el asesinato de Isaac Rabín, primer ministro de Israel, que fomentó los tratados de Oslo. Muerto por un compatriota fanático (porque fanáticos hay en los dos lados). ¿Muerto de la nada? Pues no. Nuevamente todo se disuelve en el mar de los intereses.

Muchos cristianos, al defender la invasión a Gaza, afirman que Israel siempre se ha defendido de los ataques árabes y que jamás ha sido una nación incitadora. Yo discrepo. Creo que sí lo es por mi principio (2): los propios intereses de los militares y los políticos que la dominan. ¿Me interesa la guerra? Pues mantengo el caldo de cultivo que haga que tenga justificaciones para la guerra. Es como el matoncito del colegio que no te pega primero, sino que te provoca, te provoca, hasta que tú das el primer golpe. Ergo, la culpa es tuya y así lo hará saber ante el director. Pero si el matoncito lo hace con otro matoncito, basta una pequeña provocación, y viene la pelea furiosa en el baño del colegio.

Lo mismo es aquí. A Israel no le interesa demasiado una justicia real (para todos, no solo para ellos). Tener a los palestinos hastiados es su política, es su caldo de cultivo. Y los palestinos, pues, evidentemente responderán. Pronto, tendrás un suicida explotando en un bus de Tel Aviv, y luego, otra invasión hebrea… y así sucesivamente. Varios en Israel y Palestina, junto a los barones de la fabricación de armas estarán felices, contentísimos. Para ellos no hay crisis global que valga. Y los inocentes siguen muriendo.

¿Quién está interesado en que esto continúe? Mucha gente. ¿Israel, nación instigadora? Por supuesto que sí. ¿Israel, el malo de la película? No sólo ellos. ¿Palestina, víctima inocente? Sus civiles sí, por supuesto. La injusticia es tremenda con ellos. ¿Hamás inocente? Jamás -valga la rima-.

¡Basta de muerte, por favor!. Mi oración va por la paz en Gaza y la paz en Israel. Una paz que haga vivir tranquilos a todos, una paz que haga que los niños crezcan felices, sin el terror de la muerte rondando día a día.



15 comentarios:

El Peregrino dijo...

Me uno a tu oración.
Demasiados intereses y muchos tirando piedras y escondiendo la mano. Desde luego no hay solo un culpable, pero sí muchas personas inocentes pagando las consecuencias de los intereses de "los de siempre".

Saludos

Abel García García dijo...

Siempre es lo mismo: la conveniencia de unos pocos trae un dolor inmenso a muchísimos, sin discriminar el bando en el que te encuentres.

Y ese debe ser el llamado perentorio de los cristianos: un pedido por los inocentes que son heridos por dentro y por fuera.

Gracias por tu comentario. Muchos saludos para ti.

Abel.

ABEL ADAN dijo...

Hay quienes justifican las atrocidades ajenas con las atrocidades propias.

Yo creo que grupos radicales en Egipto y parte de Siria e Irán, tienen cierta culpabilidad de lo que ocurre en Gaza; de una u otra manera propician el terrorismo del grupo radical palestino, abasteciendolo clandestinamente de maquinas y fuerza militar. Esas noticias saldrán más adelante.

Respecto a una de tus ultimas preguntas "¿Quién está interesado en que esto continúe?"....pues las empresas productoras de níquel (conque fabrican balas) y las productoras de instrumentos de guerra; los jeques y grandes empresarios del oriente y occidente.. Más guerra, más dinero.

Dios te continúe Bendiciendo.

Jose dijo...

interpretación dijiste cuando hablé de que un pueblo prevalecerá, la Biblia no se interpreta amigo. Nuestro final como cristianos es de victoria, y para la victoria, para que caiga el sistema y el mundo reconozca a Cristo como la única opción van a tener que caer muchos principios establecidos en el mundo, muchos principios establecidos por naciones, caerán ideas, y obviamente tiene que caer TODO lo que se opone a Cristo, la forma es posible que no nos guste, pero te soy sincero, no veo otra. Es penoso que se involucren civiles niños, pero no veo otra. Espero si que se encuentre otra opción.

Afortunadamente los que hemos visto las maravillas de Dios, sabemos que EL es espiritu, y nos ve en espiritu, alegrense, Dios es misericordioso, lo que no prevalece jamás existió y nadie saldrá vivo de este mundo si no obtine vida en Cristo, de eso debemos compadecernos.. de que la gente de todas las naciones conozcan a Cristo.

Otra cosa, si tienes dudas que la Biblia sea inspiración divina creo que estamos en graves problemas amigo, si reducimos a tanto la palabra como para decir que es solo la compilación antojadiza de un escriba, pues ya estamos demasiado lejos. Creo que ahí está la raiz del problema.

Yo hago una oración por que el mundo conozca a Cristo y por que se dejen de tonterias!!

Slds!

Abel García García dijo...

Exacto, Abel Adán, los grupos radiacales en Siria y también son responsables. No en vano el lider principal de Hamás está muy tranquilo en Damasco. Así cualquiera hace la guerra, ¿no?

Gracias por tu comentario.

Saludos,

Abel García García dijo...

José: ¿La Biblia no se interpreta???????????????????????

Sin comentarios.

Jesús dijo...

No Abel, la Biblia solo se lee y LISTO!!!!

jajajaja

Un abrazo amigo, gracias por tu aporte, otra triste realidad de este mundo, los inetereses. Creo que fue John F. Kennedy, y disculpas si no fue él, que dijo: Estados Unidos no tiene amigos, lo único que tiene son intereses. Esas es la realidad de la que tu hablas.

Me uno a tu oración por la paz.

Jesús

Alena dijo...

I recently came across your blog and have been reading along. I thought I would leave my first comment. I don't know what to say except that I have enjoyed reading. Nice blog. I will keep visiting this blog very often.

Alena

www.smallbusinessavenues.com

Patricia dijo...

Abel, me parece muy aceratalo lo que decís, no hubiese podido expresarlo mejor. Todos estos días me he sentido muy abrumada por todo esto. Estuve recibiendo varios mails de gente pidiendo oración por Israel con argumentaciones tales que hubiese querido tener tu claridad para responderlas adecuadamente. Por eso me uno a tu oración por la paz, tanto en Gaza como en Israel; y que los inocentes no sigan muriendo (aunque algunos lo consideren "necesario" para que se cumplan algunas profecías).
Un abrazo.

diego dijo...

Lo importante es la paz al fin yal cabo...Aunque ironizar sobre Dios no es algo que me cause risa y tampoco me molesta...pero me causa extrañeza.

Abel García García dijo...

Jesús:

Disculpa mi retraso en la respuesta. Bueno, parece que ya hay paz, pero persisten los intereses encontrados. Hamás sigue lanzando misiles a pesar de la tregua y el retiro judío, y por supuesto Israel continúa respondiendo.

Esto es de nunca acabar.

Continuaremos orando.

Un saludo,

Abel García García dijo...

Patricia:

He escuchado lo mismo, que los muertos son necesarios por el tema ese de las profecías. ¿Son concientes esos cristianos de lo que están diciendo??? ¿Podemos hablar con tanta ligereza de la muerte?

Algo está mal, muy mal por aquí.

Saludos. Gracias por comentar aquí.

Abel García García dijo...

Ironizar sobre Dios... es verdad, Diego, a mí también me causa extrañeza.

Y la paz ya está. Al menos una paz parcial -por ahora-.

Saludos,

Jenny dijo...

Jamás deberíamos alegrarnos o estar satisfechos por las muertes de adultos, hombre o mujeres o niños, ni por las guerras. No hay nada mas doloroso que las muertes injustas a causa de guerras. Miremos nuestro propio pais, aquellos que hemos ido a Ayacucho y a sus pueblos todavia percibimos las heridas en el rostro, el miedo en las calles, y el dolor en las historias, siempre estan esas historias vivas, recordando el dolor, la muerte y el sufrimiento. Aun estan los hijos del terrorismo sin sonrisas solo con lamentos. Es una realidad, lejana para algunos, pero es real. El terrorismo destruye donde este y ahora esta por alla haciendo lo suyo y tomando a los debiles, como siempre, para su propio beneficio.

Que la verdadera paz venga a este mundo, es un imposible, no vendra, vendra de apariencia, pero siempre bajo un interes, asi se mueven los que tienen poder, por intereses. No habia paz en Gaza, no hay paz en la frontera, antes de que estas noticias aparezcan, mis amigas que viven en Israel siempre postean cuando tienen que correr a los refugios o cuentan sobre los ataques continuos al sur, siempre misiles, siempre cohetes, siempre alarmas, siempre disparos, es el pan de cada dia, se han acostumbrado a eso. Los medios solo muestran cuando el vaso se derrama...

He amado a Israel siempre, por la conexion con la Biblia, y hasta ahora me encantaria ir y conocer. Pero no me alegrare por las muertes, ni aplaudire las muertes. Aun deberiamos dolernos por quien muere haciendo el mal sin haber tenido la oportunidad de conocer a Cristo, la muerte siempre causara dolor.

Abel García dijo...

Jenny:

No puedo estar más de acuerdo contigo en el hecho de que jamás podemos alegrarnos por las muertes de inocentes, pero muchos parecen justificar eso. ¡Y que sean cristianos, lo hace particularmente doloroso!!!! Unos hablan de terrorismo, ¿y qué es lo que hacen los otros? ¿Terrorismo porque lanzan un misil a ciegas, pero no lo es porque mandan F-16 dirigidos? El lenguaje de la muerte es único, y los subterfugios son nuestros. La muerte ronda cuando en Israel deben ir a los refugios -como bien citabas- o cuando podías morir en los noventas en un atentado suicida, y en Gaza mucho más ahora, cuando no sabes si un tanque o un barco destruirá tu casa con un disparo. ¡Ronda, incluso, cuando hay muros que cortan en dos, en diez tu país!

Saludos,