miércoles, 10 de diciembre de 2008

Que un día sea realidad...


... en todas nuestras iglesias cristianas.


Cartel tomado de www.ateneoteologico.org

25 comentarios:

GUILLE da MAUS dijo...

Esa libertad esta contemplada en el mensaje cristiano desde sus inicios. Los DD.HH no hacen sino recoger parte de ese espiritu.

Si bien los DDHH son un importante punto de inicio, no puede convertirse en fin en si mismo. Su fin debe ser la persona, no al revés.

Abel García García dijo...

Así es, la libertad está contemplada en el mensaje cristiano desde el principio. Otra cosa, por supuesto, es la práctica, donde la esclavitud es la que reina en la gran mayoría de estamentos humanos, iglesia incluida. Por ello creo que son válidos los principios expresados en la declaración de los derechos humanos, como expresión de nuestra dignidad y condición de imagen de Dios. O, como dices, como punto de inicio.

Gracias por tu visita. Muchos saludos,

Jesús dijo...

Pues es el anhelo de todos los que amamos la libertad y la dignidad humana. Tenemos varios avances en muchas iglesias, sin embargo,observo un retroceso con el llamado movimiento carismático moderno, ese donde existen ahora apóstoles, profetas y no se cuantas cosas más. Pero, a pesar de todo, los que tenemos la oportunidad de ser factor de cambio, por medio de nuestros liderazgo en la Iglesia tenemos que seguir trabajando por que esto sea una realidad.

Saludos

Jesús

Jose dijo...

¿de veras crees que tenemos libertad de elegir?.
No la tenemos amigo, si la tuvieramos no existirían las estadisticas poblacionales.

Por qué anualmente se hacen tantos rituales, bautizos, confirmaciones, comuniones etc etc en la gran mayoria de los casos con poca validez en lo espiritual, por que nuestra libertad es un angaño. No existe como tal.

solo es libre aquel que conoció a Dios y hay que leer "conoció" como intimó.

"y conocerás la verdad y la verdad te hará libre" Juan 8

¿Recuerdas?

chequea este video

http://www.youtube.com/watch?v=vGYozcu7z0U&

Slds!

Jose dijo...

mejor dicho, así se cumpliera esa palabreria no serías libre

slds

Abel García García dijo...

Jesús:

Observo lo mismo desde mi lado: la libertad se está restringiendo en los predios neopentecostales y carismáticos, donde el afan por el control, sutilmente o desde los púlpitos, consume el sistema entero.

Gracias por tu visita. Ojalá que podamos ser factor de cambio, como bien dices.

Saludos para ti.

Abel García García dijo...

José:

La libertad de por sí es un tema importante, y creo que estamos teniendo un problema porque partimos de definiciones diferentes. Yo he escrito sobre el tema aquí y sospecho que pensamos distinto en este punto. En esencia digo: tenemos mucha más libertad de la que tenemos. Una libertad que es regalada al ser humano por Dios.

Yo en realidad me refería a temas menos abstractos y más prácticos. Yo percibo en algunas de nuestras iglesias un retroceso en el aprendizaje de la libertad (porque, por supuesto, la libertad es un tema que se aprende). So pretexto de enseñanza, cobertura espiritual, o lo que sea, someten a la gente a la voluntad de uno o dos que determinan muchas cosas de la vida personal de la gente. Y eso no puede ser. Las discrecionalidad en las decisiones (una manera de ver la libertad) se limita diciendo que "somos realmente libres porque somos libres del pecado". En la práctica se ve que somos libres del mundo, pero esclavos del pastor o de la iglesia. Y no sé -en verdad, cuál es peor

De manera aún más práctica: se entregan al liderazgo decisiones sobre con quién ser enamorado o esposo, ir o no ir a diferentes comunidades cristianas, entregar o no distintas cantidades de dinero, y un largo etcétera. Por ello hablo de que "espero que sea realidad en nuestras iglesias", porque veo que en algunos lugares hay poco de libertad. Más bien, abunda un sometimiento enfermizo.

Saludos,

Abel García García dijo...

¿La palabrería es el video? Me hizo recordar a un capítulo extraordinario de Evangelion, donde se habla de la libertad, y para suerte lo pude encontrar. Trata de cosas parecidas a la de tu video, pero de un modo distinto. Lo puedes ver aquí.

El Peregrino dijo...

Digo Amén a lo que pretendes expresar con esta declaración, o al menos lo que extraigo con cosas como lo que citas en uno de tus comentarios:

"En la práctica se ve que somos libres del mundo, pero esclavos del pastor o de la iglesia. Y no sé -en verdad, cuál es peor"

Muchos presumen de libertad en Cristo y está esclavizados, a veces sin saberlo, e incluso contra su voluntad, a normas, ritos, liturgias... Y es que Dios nos llamó para darnos la libertad, no para encerrarnos en nuevas dictaduras "eclesiales".

Buena anotación la de este post. Saludos

Brisa Nocturna. dijo...

Amen!.
Y que llegue el dia en que hablar de libertad no sea sinonimo de rebeldia-herejia.

Saludos Abel.

Abel García García dijo...

Exactamente, Peregrino. Muchos se jactan de una libertad que es totalmente ficticia. Una libertad "espiritual" que es todo lo contrario en la realidad.

Por ello debemos luchar por la libertad verdadera, que sea práctica y no solo espiritual.

Saludos para ti.

Abel García García dijo...

Brisa:

¡Que llegue ese día!!!! Una día en que no se le tenga miedo a la libertad de verdad.

Saludos,

Carolina dijo...

Es una realidad!.
Los derechos humanos son inalienables!
je.

Abrazo

JORGE dijo...

La libertad es un derecho natural que ha de ser siempre buscado y deseado.

No confundir con libertinaje.

La clave para no confundinos está en la persona (creada por Dios, a su imagen y semejanza), fin último de los medios temporales, quien merece vida y dignidad.

Gracias y bendiciones

Profeballa dijo...

FEliz Navidad! Disculpa la tardanza y que no te visito y comento con frecuencia, estoy pasando por un un período de excesivo trabajo que no sé si tiene fin.
un abrazo
ProfeBalla

Monjaguerrillera dijo...

Ahh... en la antigua monja, cuando puse ese articulo al lado de una frase de Hannah Arendt, vino la inquisición protestante del bigotito cuadrado y me dijo "humanista", ¿No sabes que "los derechos de Dios" están por encima de los derechos humanos...?

Me quedé pensando qué cuernos eran los derechos de un Dios que se hizo Humano.

Abel García García dijo...

¡Así es, Caro!!! Ojalá lo podamos ver como realidad pronto.

Un saludo desde la ya veraniega y calurosa Lima.

Abel García García dijo...

Jorge:

Yo comparto lo que dices. Es siempre la persona el fin de todo, la persona que adquiere su dignidad especial en su condición de imagen del Dios creador de todo.

Un saludo.

Abel García García dijo...

Profeballa: Un gusto que estés por aquí.

A mí me pasa lo mismo. Recién estoy tratando de ponerme al día con todas la "digitalidad". Espero terminar pronto, robandole un poco de tiempo a las distintas actividades.

Saludos para ti.

Abel García García dijo...

Gaby:

Los derechos de Dios están por encima de los derechos humanos... ¿y cuáles son los derechos del Dios que se hizo humano? ¿es un derecho transferible? ¿sus elegidos en la tierra lo poseen? Entonces, ¿algunos tienen derecho a matar? ¿Al usufructo de la creación de Dios?

Demasiadas preguntas que, estoy seguro, el emisor de la frase en ningún momento se planteó.

Saludos para ti.

leo_on dijo...

Una duda.. que acaso esto no seria una contradiccion en nuestras iglesias,,,?

Me refiero unicamente al asunto de religion.

Es decir, se supone que si estas en una iglesia es porque compartes una determinada religion o una determinada vision de una religion, no que pierdas tu livertad al cambiarla o no puedas hacerlo, pero si decides cambiarla o dejarla obiamente perderias lo que te une a ese grupo.

¿O concretamente a que te refieres?

Anónimo dijo...

Bendiciones,
He aqui algunas consideraciones acerca de la libertad:
Para el cristiano, libertad siempre tiene que ver con hacer lo bueno y justo. Por lo tanto, somos esclavos de la justicia.
Romanos 6:18: y LIBERTADos del pecado, vinisteis a ser siervos de la justicia.

Pedro 2:16: como libres, pero no como los que tienen la LIBERTAD como pretexto para hacer lo malo, sino como siervos de Dios.

Esa libertad, (como se consive para el cristiano)para que sea tal, ha de producir santificacion, entre tanto que nos guia a la eternidad.
Romanos 6:22: Mas ahora que habéis sido LIBERTADos del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna.

Esa libertad nuestra, no debe atropeyar la conciencia de los que no han alcanzado conocimiento o madurez
1 Corintios 8:9: Pero mirad que esta LIBERTAD vuestra no venga a ser tropezadero para los débiles.

Esa libertad nuestra, no significa que debemos ejercerla sin responsabilidad para con nosotros mismos.
1 Corintios... 10:23 Todo me es lícito, pero no todo conviene;todo me es lícito, pero no todo edifica.

Esa libertad nuestra,no deberia tener como objetivo la satisfaccion personal, sino la de los demas.
1 Corintios...10:24 Ninguno busque su propio bien, sino el del otro

Gálatas 5:13: Porque vosotros, hermanos, a LIBERTAD fuisteis llamados; solamente que no uséis la LIBERTAD como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros.

¡Ojala esa libertad deseada, no sea la de los que se han esclavizado al placer del ejercicio de su propia libertad¡
2 Pedro 2:19: Les prometen LIBERTAD, y son ellos mismos esclavos de corrupción. Porque el que es vencido por alguno es hecho esclavo del que lo venció.
Pienso que, la mayor ventaja de los esclavos de su propia libertad, quisas sea que tienen la oportunidad de hacerse esclavos de Dios; Y la mayor desventaja de los esclavos de Dios, quisas sea que tienen la oportunidad de hacerse esclavos de de su propia libertad. Porque, al fin y al cabo, esas son las "c/simas" de la libertad.
atte. William Tercero M

Abel García García dijo...

William:

Para cualquier persona, la libertad es la capacidad de poder definir el proyecto de vida que queremos, de hacer los actos que se nos plazcan, teniendo en cuenta o no las consecuencias respectivas de esas decisiones (lo óptimo es conocer las consecuencias, pero eso no es siempre así). Es un derecho que Dios nos reconoce y que está implícito en el relato adánico: vives feliz en el huerto por toda la eternidad o te comes el árbol del bien y del mal y te friegas. Nada me restringe el comer, y Adán comió el fruto que le trajo la desgracia. ¿Qué me dice este texto, qué mensaje extraigo de este relato? Uno, fundamental, es el respeto de Dios de la libertad, es el ambiente de libertad (definida, en este estadio, como albedrío para decidir) en el cual hemos sido creados. Como digo de vez en cuando, Dios respeta el derecho de una persona si esta quiere pervertirse, contaminarse, degenerarse. Si la persona lo decide, la libertad es lo que hará que Dios respete esa decisión.

Por supuesto, que el cristiano está bajo el parámetro de la libertad también, pero tiene aún más, no todo es libertad de decidir. Se sabe que la libertad es parcial: nuestra vida está tan llena de influencias que nuestras decisiones suelen estar completamente condicionadas. La propia vida en sociedad es una restrictora natural de la libertad. El mensaje cristiano se ata aquí. Soy libre pero debo ser libre para hacer lo bueno. Mis condicionamientos de la libertad (que todos tenemos) deben empujarme a lo correcto, a lo perfecto. Aunque merecen más análisis, los textos que mencionas parecen apuntar en ese sentido.

En menos palabras, soy creado para hacer lo que quiera (llamémosle a esto "libertad primigenia"), pero no puedo hacer todo porque hay limitantes de muchos tipos. Un "limitante" es la vida cristiana que, a la larga, se percibe como una libertad perfecta (llamémosle a esto "libertad verdadera"). Pero ese es el orden. Lo primero es la base de lo segundo. Eso es angustiante para la humanidad que sufre por no asumir las consecuencias de sus actos.

La cuestión es que los cristianos nos volvemos más papistas que el Papa cuando, en nuestras iglesias, argumentando la "libertad verdadera", restringimos la "libertad primigenia" que todos tenemos por nuestra condición de ser humanos. Así, marginamos, castigamos, conticionamos, ponemos "en disciplina", manipulamos, obligamos, controlamos a otros. Dios nos ha dado la potestad de ir en contra de Él si así lo queremos (por supuesto, asumiendo las consecuencias) pero nosotros en nuestras iglesias limitamos esa potestad. Como "aunque todo me es lícito pero no todo me conviene" nos convertimos en jueces de lo que "conviene", pervirtiendo el mensaje por su aplicación literal, y castigo furioso que azota a la iglesia latinoamericana.

La "libertad primigenia" es parte de nuestra condición de ser humanos que el propio Dios considera. La iglesia evangélica se zurra en ella. Y esto está muy mal.

Un saludo,

Anónimo dijo...

Hola Abel, bendiciones.

Pienso que tienes mucha razón en lo que dices acerca de la "libertad primigenia" Pero creo que uno que quiere contribuir a un mayor desarrollo del ser humano va mas allá de lo básico, y la aspiración a vivir una libertad consecuente con la responsabilidad social, es un mayor grado de libertad porque conlleva beneficios mayores.
Personalmente, creo wue hay un mal enfoque cuando se insinúa que la iglesia debe promover o cuidar como un logro mayor, lo que es lo básio y ridimentario; Al contrario, pienso yo, que la iglesia debe promover y cuidar lo que es un logro mayor, lo cual es: Un desarrollo de la libertad ejercida con responsabilidad, lo cual, paradógicamente, restringe la "libertad primigenia"; Porque, despues de todo, la "libertad primigenia" es apenas "el caos ideal" sobre el que se edifica el desarrollo de la libertad en un grado mayor. Y si observamos detenidamente la iglesia, nos daremos cuenta de que ella nunca fue promotora de la "libertad primigenia", sino que, fue promotora de limitar lo individual para beneficiar lo colectivo. Y si bien es cierto que Dios respeta la "libertad primigenia" del individuo, no es menos cierto que protege las "estructuras" que creó para que los individuos vivan en ellas con los "limitantes de la responsabilidad, el amor, la misericordia, la obediencia etc, etc. Así, vemos que, aunque respetó la "libertad primigenia", también lo echó de su "estructura" llamada el paraíso. Y pienso que de igual forma, los individuo que tienen por mas alto el ejercicio de su "libertad primigenia" que los "limitantes" de una libertad responsable, no tienen cabida en la "estructura" que Dios creó, llamada: Iglesia.
Así pues, Dios nos dá una libertad primigenia desde la que nos llama a una libertad mas alta, mas desarrollada: El vivir de acuerdo al conocimiento de la verdad, no de una verdad cualquiera, sino la verdad suya: La verdad de Dios; en la que somos impulsados a a vivir en justicia, Amor y Misericordia; Cosas que, paradógicamente, son las mas limitantas para el individuo: Por amor el hombre vive en matrimonio; Por justicia, el hombre es martirizado; Y por amor y misericordia, el mismo Hijo de Dios se ató a un madero.

Abel García García dijo...

Hola.

La lógica de lo rudimentario no encaja aquí, al analizar la libertad. Yo no puedo decir: "la libertad primigenia es elemental y subalterna, por lo que prefiero usar cosas mejores" porque el propio Dios respeta esa libertad primigenia, tanto que en el relato inicial pone el arbolito con la fruta como señal de que esa libertad primigenia existe, que no es quimera, que no es apariencia. Ese error es típico: me convierto en más estricto que Dios, como tantas iglesias de diversas confesiones, sean cristianas o musulmanas. Dios dejó comer de la fruta a Adán. Hoy, los religiosos intentan que las personas no coman sus propias frutas, presas de un proteccionismo que no deben tener. Además, yo me convierto en juez determinador de eso que es lo "mejor". ¿Cuál es el beneficio comunitario? ¿Quién define eso? ¿Tú? ¿El presidente de la denominación? ¿El papa? ¿El presidente de Irán? Eso es entrar en un mundo profundamente subjetivo. Mira que Dios respeta la libertad primigenia, y deja al hombre asumir las consecuencias de sus actos: asumir la muerte. No lo limita, no lo restringe, no lo trata como a un niño.

Eso precisamente no existe. Aunque estoy de acuerdo con el hecho que la iglesia debe enseñar responsabilidad (las cartas paulinas en sus partes prácticas inciden en esto), esto debe quedar dentro del parámetro del gran principio: la libertad personal siempre debe ser respetada (como verás, es una lógica distinta a la tuya: la responsabilidad hacia los demás se somete a la libertad primigenia). Y las iglesias... son fuente de tremendos esclavismos. Con el fin de "proteger el colectivo" que no es más que salvaguardar los estamentos de poder, las iglesias someten a las masas de laicos y los llenan de prohibiciones, limitan su independencia de criterios y enseñan el pensamiento único, pretenden decidir en cuestiones tan personales como la elección de la pareja, pretenden decidir en los aspectos económicos de los individuos, los manipulan descaradamente. ¿Eso es ir en beneficio de lo comunitario? No, eso es esclavitud total, abuso en beneficio de unos pocos, que para empeorar las cosas usan la Biblia para justificar su posición esclavizante. Por ello pienso que el clero debe ser eliminado... pero eso es parte de una larga conversación.

Saludos,