sábado, 7 de marzo de 2009

El gran varón



Dícese que la misión inversa es cuando aquel que es nuestro objeto de misión o parte del pueblo a alcanzar, nos enseña verdades profundas de la naturaleza de nuestro Dios o la vida cristiana.

En especial nos referimos cuando no cristianos nos sacan del cuadro y nos dejan en ridículo enseñándonos realidades que no pudimos encontrar en los templos.

Willie Colón es un maestro de la salsa, un sonero de altísima calidad. "El gran varón" es una de sus mejores canciones, un ícono de esta música tan popular en muchos lugares de Latinoamérica, un fruto del Caribe que identifica a tantísimos. Si no la han escuchado, se las recomiendo altamente. En ella, hay un mensaje que siempre retumba a mis oídos:

"Hay que tener compasión
basta ya de moralejas.
El que esté libre de pecado
que tire la primera piedra"


Porque a veces, somos demasiado duros. Muchas veces, tomamos atribuciones que sólo son de Dios. Categorizamos a todos: nosotros, blancos y puros; el resto que no es como yo, negros y mugrosos, merecedores de ser exterminados al filo de la espada de la fe.

Hemos olvidado que nosotros como seres humanos, como bien dice mi esposa, sólo nos toca la compasión, y nada más que eso.

15 comentarios:

Ezequiel Conte dijo...

Hola!

Te comento que estamos comenzando con una web de Tops Web – Ranking de las mejores webs cristianas, y nos interesaría que tu sitio sea parte del directorio. Para que tu sitio aparezca en el Top, sólo debes registrarte de manera gratuita, y colocar un link en tu sitio en donde los usuarios podrán votar tu web y así subir rankings. Te animamos a que formes parte del ranking con esta web cristiana, la idea no solo es aparecer en el ranking sino premiar con tráficos de usuarios tu web, ya que se ha comprobado que los sitios top generan tráfico importante.

Saludos y bendiciones

Ezequiel Conte

Www.dioshablahoy.com.ar/topweb

Luirro dijo...

Excelente post.
Por Argentina, esta canción se hizo popular gracias a un grupo llamado "La Barra". Ni te cuento q cuando salio la cancion, a cualquier chico que diera sospechas de ser medio rarito le apodaban Simón.
De todas maneras, no creo que la sexualidad sea una cuestion de nacimiento (Por eso de "no se puede corregir a la naturaleza"), sino que creo q es algo que se gesta en la infancia.
Y demás está decir que no creo que la orientacion sexual sea un pecado.

Abel García García dijo...

Aquí pasó lo mismo a fines de los ochentas. Bastaba que seas algo amanerado para que te impongan el dichoso nombrecito.

Yo, en realidad, no sé cómo es el tema de la orientación sexual. He conocido gays que hasta antes de la adolescencia no mostraban alguna señal de inclinaciones homosexuales, pero recuerdo un caso específico de un niño de mi barrio que desde muy, muy infante tenía actitudes que nos desconcertaban a todos (por la edad del chico): formas de decir las cosas, miradas, expresiones, cosas por el estilo.

A pesar de esa duda, igual me inclino por pensar que es un tema que se va haciendo en el proceso formativo de la persona.

Saludos,

Ignacio Simal dijo...

Me ha emocionado la canción... ¡Gracias Abel!

Abel García García dijo...

Es una canción excelente, que siempre me hace pensar, dejando en evidencia mi falta de compasión y mis rezagos de fundamentalismo.

Un abrazo para ti.

cristian db dijo...

q mas pana como hago para enlazar mi blog en el suyo por favor y lo mismo el suyo en el mio

eclesiastes dijo...

los pecados espantosamente graves son los que no nos gustan.

los que nos gustan son poca cosa.

creo que no se dijo que nos hicieramos jueces,
sino que amaramos.

pero amar es menos divertido que ponerle motes al projimo que se vea más debil.

y, ademas, eso distrae la atención de los demás, no sea que nosotros tambien seamos tomados como lapidables.

que gran cosa la musica de estos tipos.

ilochass dijo...

Me alegra ver que alguien la escuche y no solo la baile; en este tipo de canciones se demuestra el poder e la música...y me alegra mucho más que sea un hombre heterosexual que hable con tanta armonía y comprensión sobre el tema. ..::lodeldiario.blogspot.com ::..

ruben heighes dijo...

al margen de la calidad de la composicion, la musica aunque sencilla es espectacular

Abel García García dijo...

Cristian:

Enlaza mi blog al tuyo si lo deseas. No hay ningún problema con eso.

Un saludo,

Abel García García dijo...

Cristian:

Enlaza mi blog al tuyo si lo deseas. No hay ningún problema con eso.

Un saludo,

Abel García García dijo...

Así es, Eclesiasés, amar es lo difícil, es lo que cuesta, es lo que realmente demanda un enorme esfuerzo.

Y es, prácticamente, lo único que se nos pide.

Saludos,

Abel García García dijo...

Ilochass:

Pues a veces somos poco sensibles al tema de la homosexualidad. Mucho camino falta por recorrer.

Saludos,

Abel García García dijo...

Es verdad, Rubén: la música es espectacular.

Gracias por comentar.

jlescobare dijo...

Para mi esta canción es un ícono y de pequeño me daba cierto recelo escucharla... quizá porque me sentía identificado de alguna forma. Mi formación siempre fue bastante tradicional hasta el punto que contemple la posibilidad de servir al señor haciéndome sacerdote -por razones varias abandone esta idea-.
Ahora estoy próximo a salir de la carrera de psicología y puedo dar fe, como también argumentos, que la homosexualidad como otra de las muchas manifestaciones de la sexualidad humana tiene un componente tanto biológico como de aprendizaje (sea directo, vicario o social)... quien supone la heterosexualidad como el margen o criterio para juzgar lo bueno o lo malo, lo natural o no natura, lo que puede o no puede ser, limita las posibilidades de lo humano y atenta contra la libertad de desarrollo que todos nosotros tenemos como criaturas vivientes. La discriminación, la burla y la poca auto-crítica son lo cimientos de la malevolencia, de la falta de compasión, del orgullo desmedido y las acciones en contra de los principios dados por Cristo -contando los del sentido común para la convivencia-.

Muchas gracias.