domingo, 22 de febrero de 2009

Cincuenta épocas, cincuenta dioses (5)

Dios para Moisés

De nuevo, no debemos olvidar el sentido histórico de lo que leemos, buscando de verdad el mensaje teológico implícito en los textos bíblicos. En este sentido, Brigth nos dice que “la existencia de Israel como pueblo quedó archivada en la memoria de una experiencia común, cuyos protagonistas, que forman el núcleo de Israel, le confieren su expresión definitiva. Aunque no podemos dar cuenta de todos los detalles de la narración bíblica, es incuestionable que está basada en la historia. En todo caso, no hay razón para dudar que esclavos hebreos escaparon de Egipto de forma prodigiosa (¡Y bajo el liderazgo de Moisés!) y de que ellos interpretaron su liberación como una intervención graciosa de Yahvé, el “nuevo” Dios en cuyo nombre se presentó Moisés. Tampoco hay razón objetiva para dudar que este mismo pueblo se dirigió entonces hacia el Sinaí, donde pactaron con Yahvé la alianza de ser su pueblo. Así, de lo que no lo era, nacía una nueva sociedad, y no precisamente de la sangre, sino de la experiencia historica y de la decisión moral. Cuando la memoria de estos acontecimientos fue llevada a Palestina de la mano de quienes lo habían vivido y se unen con la fundación de la liga tribal en torno a la fe yahvista ―por supuesto, mediante alianza―, el éxodo y el Sinaí se convirtieron en la tradición normativa de todo Israel: todos nuestros antepasados pasaron por el mar guiados por Yahvé y se constituyeron en su pueblo por la alianza solemne del Sinaí; nosotros confirmamos esta alianza en la tierra prometida y la seguiremos confirmando hasta el fin” (4). Entonces, ¿es en realidad importante, capital, escudar el hecho de que el pueblo cruzó el Mar Rojo entre dos paredes de agua mientras el ejército egipcio era detenido por una columna de fuego? ¿Afirmar la provisión con maná cada día hasta cruzar el río Jordán? ¿Centrar una apologética porque se dice que Moisés sacó agua de la roca? ¿Defender a ultranza la literalidad de las plagas o del evento de la zarza ardiente? No, no es importante. En realidad, son detalles poco relevantes en los que los cristianos hemos estado entretenidos por demasiado tiempo. Lo que realmente interesa es el proceso creador, la gesta constructora con el actuar de Dios que, mediante exégesis, nos hablará tres mil quinientos años después a nuestra realidad de Internet, postmodernismo y crisis ambientales utilizando los añejos textos que se hacen actuales por el propio deseo de Dios que se auto-revela permanentemente.

Este proceso formativo, en donde Israel toma conciencia de quién es como colectividad y como pueblo, también contiene una conceptualización más trascendente: la idea de cómo es Dios. Un simple contraste basta para notar que el accionar divino en el Éxodo delimita con claridad una imagen que ha mutado desde el Dios personal, íntimo, de clan –que, por ejemplo, se deja ganar por un hombre- del tiempo patriarcal, al Dios poderoso que reta al poder imperial con las plagas, introduciéndose con fuerza el concepto de elección del pueblo, en donde Israel es propiedad personal de Dios (Nm. 23:9; Dt. 33:28 ss.) bajo la continua protección de su poder (Jue. 5:11; Sal. 68:19 ss.) porque ha entrado en alianza con Dios bajo una relación de señor-vasallo (donde el vasallo tiene estrictamente sólo un señor). La diferencia es realmente abismal, inclusive en el accionar divino, que mediante una lectura correcta nos llevará a pensar sobre este “nuevo” Dios que controla la naturaleza, guía al pueblo día y noche marcándole un destino desconocido en los tiempos de esclavitud, da la leyes morales y relacionales, y cohesiona la nación mediante la certidumbre de la alianza. Esto último es tan importante que la visión apostólica enfoca la obra de Jesucristo bajo la perspectiva de una alianza nueva.

Resulta evidente que J(-2000,N)=Abraham y J(-1400,N)=Moisés son bastante diferentes, con aproximaciones condicionadas a sus propias realidades y visiones de Dios no análogas pero al mismo tiempo cercanas porque observan a J hermanadas por una continuidad ―que se prolonga hasta nuestros días― que une a ambos personajes, brindando al ser humano un encuentro con Él, motivado por Él, y que lleva a la intimidad con Él, trayendo como resultado a largo plazo la plenitud de la obra de Jesucristo cuya muerte en la cruz permite la salvación global del ser humano, una nueva forma de relación con Dios y la posibilidad de tener muchos J (T,N) con mayor convergencia hacia J que cualquiera de las imágenes veterotestamentarias. En palabras simples, nuestra imagen de Dios es superior a la imagen de Abraham y a la de Moisés. ¿Extraño? Ya lo adelantaba Cristo al reflexionar sobre la obra de Juan el Bautista (Mt. 11:11; Lc. 7:28).


Referencias

(4) John Bright. La historia de Israel. Edición revisada y aumentada con introducción y apéndice de William P. Brown. Bilbao: Editorial Desclee de Brouwer, 2003. Pág. 208-209.

20 comentarios:

Jose dijo...

Mira amigo yo le creo a Dios cuando dice que El es uno y no cambia, que haya diferentes percepciones es otra cosa y podría ser de lo más normal, Dios quiere que lo veamos en su real dimensión (de lo que El quiere mostrarnos) y está esperando que entendamos su carácter, quien tiene las barreras es el hombre.
Jesús les dijo a sus discípulos en algún instante que ya no eran siervos sino hijos denota que crecieron que ellos mismo ya entendían de manera diferente las cosas de Dios, otra… la oveja que eres cuando naces en el reino debe evolucionar a Caballo de honor que es el estado en el que Dios nos viene a buscar el estado final de su pueblo, en ese lapso mientras más entendamos, la imagen de Dios en nosotros va cambiando.

slds

Jose dijo...

Al respecto a tu comentario final, Jesús dice en Juan que Abraham habría de ver su día y lo vio y se gozó, quiere decir que en algún instante aunque el libro de Génesis no lo diga, Abraham entendió que la tierra prometida era la vida eterna y no vivir en Canaan, David lo entendió y debo entender aunque la Biblia no lo denote que Isaac y Jacob también lo entendieron por que el espíritu que moraba en ellos se lo reveló como nos lo revela a nosotros.
slds

Abel García García dijo...

José:

Totalmente de acuerdo contigo. El de las barreras es el hombre, el limitado es el hombre, el que hace imágenes parciales de Dios es el hombre. Y también estoy de acuerdo contigo que la misma imagen de Dios en una sóla persona cambia con el tiempo, según madure o degenere en la fe, según aprenda o desaprenda más sobre Jesucristo.

Saludos para ti.

Abel.

Abel García García dijo...

Ese pasaje de Abraham es tremendamente complejo. Yo no me aventuraría a interpretarlo de la manera en que lo haces, ya que es un supuesto bastante aventurado y sin pruebas (pero aún cuando lo interpolas a otros casos, como con David). ¿Cómo interpretarlo entonces? Quizá a la luz de Hebreos 11:13, donde entenderíamos que vio el día de Jesús, a la distancia de varios siglos por medio de la fe y nada más que la fe.

Sin embargo, otras interpretaciones también caben aquí.

Saludos,

Jose dijo...

Abel Dios no pudo haber sacado a Israel con un propósito terrenal, los propositos de Dios son eternos, claro que incluye lo terrenal de eso no hay duda pero lo terrenal sería poco por no decir fríbolo, hay más ahí.

¿Interpretaciones? no, eso es religión.

slds

Abel García García dijo...

¿Tú no interpretas????

¿Cómo le llamas, entonces, a lo que dices sobre ,"que en algún instante aunque el libro de Génesis no lo diga, Abraham entendió que la tierra prometida era la vida eterna y no vivir en Canaan, David lo entendió y debo entender aunque la Biblia no lo denote",. Tú mismo admites que la Biblia no lo dice. ¿No es eso interpretación?????

¿O según tú lo que piensas sobre el pasaje es la verdad absoluta?

Jose dijo...

vamos a decir que simplemente lo entiendo.

slds

Monjaguerrillera dijo...

¿Por qué permite Dios el sufrimiento?
Porque lo permitimos nosotros. Je.

Qué paciencia la tuya, Teónomo.

Abel García García dijo...

¿Simplemente lo entiendes?????? ¿O es que acaso te lo _revelan_???

Todos hacemos intepretación, constantemente, en todas las áreas de la vida, para las circunstancias más variopintas. Tus mismas palabras (_"simplemente lo entiendo"_) es una interpretación del texto bíblico basada en elementos profundamente subjetivos, pero es una interpretación tal cual pueden haber muchas, muchas, muchas otras.

¿Quién te enseñó que interpretación es religión? Me es cómica la frase, porque seguramente la dijo alguien que ve como insulto a la palabra "religión" -algo muy negativo- pero que al mismo tiempo se la califica a sí mismo al meter en el saco a la interpretación. ¡Bajo esa lógica todos seríamos religiosos!

Abel García García dijo...

Pues Gaby, será el afán de conversar ;-)

Muchos saludos =)

Jose dijo...

Abel, que quieres que te diga, que Dios me habló audiblemente y me mostró en sueños?, no amigo, es más simple que eso... que es una revelación, es algo que entendiste simplemente, leyendolo o cuando alguién más lo dijo y tu lo tomaste.
Dices que hay muchas o podría haber muchas interpretaciones, no importa, cual recibiste tu o crees que las cosas de Dios están ¿para quedar en el aire? para teorizarlas, para discutir en un blog o foro?, no amigo, la palabra de Dios está para bendecir.

cuando hablo de religión hablo de lo que entendemos por religión, esa que lleva comillas, vale decir religiosidad.

slds

PD: hasta ahora no entiendo el tema de gaby conmigo, ¿tu sabes algo?. Hola Gabriela.

Jose dijo...

Abel, que quieres que te diga, que Dios me habló audiblemente y me mostró en sueños?, no amigo, es más simple que eso... que es una revelación, es algo que entendiste simplemente, leyendolo o cuando alguién más lo dijo y tu lo tomaste.
Dices que hay muchas o podría haber muchas interpretaciones, no importa, cual recibiste tu o crees que las cosas de Dios están ¿para quedar en el aire? para teorizarlas, para discutir en un blog o foro?, no amigo, la palabra de Dios está para bendecir.

cuando hablo de religión hablo de lo que entendemos por religión, esa que lleva comillas, vale decir religiosidad.

slds

PD: hasta ahora no entiendo el tema de gaby conmigo, ¿tu sabes algo?. Hola Gabriela.

Monjaguerrillera dijo...

Ya se te va a "revelar", no te impacientes.

Abel García García dijo...

Revelar... que complicado es cuando alguien dice recibir revelación de Dios... ¿y cuál es la diferencia entre la revelación que dices que recibes y la reflexión que yo hago? ¿O es que tu revelación si es buena pero mi reflexión es mala? Lo que pasa es que muchas veces el proceso congnitivo es así: lees, piensas, le das vueltas a las cosas, y surgen ideas nuevas, y es igual para todos, y me parece que hicieras una diferencia, como si lo que se "revela" a ti viene de Dios, pero lo que otros tienen pues nada que ver, convirtíendote en un oráculo moderno. ¿Eso eres?

¿Y cómo es eso de que la palabra de Dios no es para teorizar sino para bendecir? ¿Cómo, según tú, funciona ese mecanismo de bendición a través de la Palabra de Dios? ¿Por qué no funcionaría eso en este blog, en un artículo escrito por mi, en una clase que doy, en una conversación con alguien? ¿No crees que este dialogo que estoy teniendo contigo es un lugar donde la Palabra de Dios nos puede bendecir mutuamente???

Lo de la interpretación y la religión olvídalo. Creo que no entendiste lo que pretendí decir...

Jose dijo...

Abel, no, no me he puesto en un plan místico a decir, mira que Dios me lo reveló a mi, el que uno entienda es ya una bendición por que calzó perfectamente en mi razón en mi alma y mi espíritu. El que escribe NO está para decir lo que piensa o para decir algo, está llamado a decir lo que tiene que decir.
De donde nace una de las máximas del AT "mi pueblo perece por falta de conocimiento", ¿por qué perece el pueblo? por NO "entender" los propósitos de Dios.
¿Cuándo entiendes? Cuando tienes certeza de lo que predicas, de lo que hablas, yo puedo teorizar mucho pero si lo que digo termina confundiendo más al lector o me deja 5 alternativas, ¿crees que puede bendecir en algo? pues NO, la información es útil, sirve en un modo terrenal para el intelecto, pero nada más.
Cristo es nuestro Señor y salvador. Esa frase la entiendo, la hago mía tengo la certeza de que es así, entonces me es de bendición, en conclusión para algunos puede ser un simple eslogan de parte trasera de un micro, para mi penetro hasta mis huesos y me bendice.

slds

Abel García García dijo...

Leyendo lo último que escribiste me surge una tremenda duda: si tus certezas son sencillas, como "Cristo es nuestro Señor", ¿qué haces en este blog, o en el blog de la Monja Guerrillera, o en Teología sin Nombre, blogs teológicos?

Mi blog es teológico y buscar ser analítico y lo más reflexivo posible. El de Gaby es mucho más profundo. ¿Qué buscas en estos blogs, si están tan lejos de tu manera de entender la Biblia?? ¿Por qué te inquieta el bloqueo de Gaby (cosa que ella puede hacer si lo desea)???????? ¿Porque introducirte a páginas alejadas al neo-pentecostalismo que profesas?

Jose dijo...

esa pregunta te la respondi hace tiempo y en privado, revisa otra vez tu correo. El bloqueo de Gaby no me inquieta, me resulta curioso.
Ah, no soy neo-pentecostal ¿que es eso? soy neo nomas.

slds

Abel García García dijo...

¿Escribes aquí porque Dios te ha llamado a decir lo que tienes que decir, esto es, tu misión es exhortarnos a que corrijamos en mensaje confuso-no edificante-que no conduce a nada-lleno de actitudes no correctas-con posturas que conducen a engaño-con sabiduría que no es de la verdadera que, según tú, tenemos en nuestros blogs?????????

Monjaguerrillera dijo...

Si, Abel, se creen con una misión. Igual que Farina, que pidió ingresar a TSN tímidamente, y luego quiso predicarnos la conversión al Dios verdadero "desde adentro", así él cumplía con su mandato y con su conciencia y de paso alguno de nosotros regresaría a la fe gracias a su mano rescatista.

Este chico ojalá fuera "neo" algo. Yo lo veo todo arcaico. Todos, tú, yo, cualquiera que reflexiona, ha tenido o tiene sus momentos de tocar fondo, y aprendió o aprende a diario a estar en silencio para "que mueran nuestros dioses" escritos al dictado. Me temo que a algunos les falta esa experiencia y que se aferran a lo que le indujeron creer. No pueden más que eso, les da pavor, y con razón porque es pavoroso.

Quienes hemos experimentado -como bien tú lo sabes- situaciones extremas y nos hemos resbalado de las viejas y falsas seguridades, quedamos ahora ante esta gente (que no se atreve a afrontar la realidad) como demasiado lejanos de aquel dulce hogar que nos protegía la irresponsabilidad y nos mentía estar en lo cierto. Y por eso les parece que somos diferentes y que no somos "de bendición", que reflexionar es plantear inseguridades y que interrogar al texto bíblico desde diferentes puntos es un pecado que enseñamos a los débiles.

Lástima que lo quieran creer así, pero yo me he propuesto aplicar la resistencia a lo que de momento valga la pena, no tengo mucho para decir de estos chicos que no probaron ni la mitad de la vida que probamos ya. Como se dice en mi barrio, están re verdes todavía. La madurez les va a costar unos cuantos rompederos de nalgas. Y aún así no va a acabar su dinámica.

------
PD: Vengo aquí a buscar profundidades, si acaso las puedo conocer cara a cara. Es mi deseo constante y quizás se refleje más mi deseo que mi logro.
Besos.

Abel García García dijo...

Gaby:

Yo a veces tengo una sensación de fastidio con ello. O sea, siempre busco poder dialogar con todos a pesar de las diferencias de opinión, porque comprendo que a través de lo que Dios le enseña a otras personas también puede instruirme a mí y viceversa, pero cuando ese otro solo se te acerca por un llamado recibido de manera casi sobrenatural con el fin de "convertirte" pues, que te puedo decir, me molesta, realmente.

No me fastidia el afán de conversión en sí que tienen, que me parece hasta simpático. El problema es que con frecuencia se vienen con unas actitudes... como si hubieran vivido personalmente una teofanía, como si a su casa se hubiera mudado el oráculo de Delfos, como si acabaran de escribir la cuarta carta de Juan al ungido del siglo XXI.

¿Cómo hablar con alguien que está convencido de ello? Es literalmente imposible. Tú lo sabes mejor que yo.

Un abrazo muy fuerte para ti.

Abel.