lunes, 22 de enero de 2007

La imagen lo es todo

Un día te conviertes al cristianismo, y llegas a la iglesia, feliz y contento: el dilema cósmico ha sido resuelto para ti. ¡Dios arreglará mis problemas! ¡Soy un Hijo del Rey!

Un curso de inducción, preparación, múltiples actividades. Es la leche inicial, dicen por allí. Ya vendrá el rico churrasco, el taco mexicano espectacular. Te asignan a alguien: “Míralo y haz lo que haga: así DEBEN actuar los cristianos”

Luego de demostrar los “frutos del Espíritu”, te haces líder, discipulador, Bernabé, mentor, tutor, responsable. ¡Y te alegras mucho! “Es que debo estar por el camino correcto” dices mientras hinchas el pecho (a veces).

Tan tan tan taaaaaan… pero hay una advertencia severísima: “El maestro recibirá doble condenación”.

Y hay una condición tácita: El líder debe ser intachable.

Lo repito por si no entendiste: INTACHABLE.

I
N
T
A
C
H
A
B
L
E

Debe levitar con sus flamantes alas de ángel del tercer cielo.

Debe hacer notar su fe evangelicaloide.

Los ojos de carnero degollado al cantar alabanzas, son indispensables. Practícalo en casa.

El alcohol, prohibido. El fumar, menos aún. ¡Pecaaaaaaaaaaados!

¿Fiesta? ¡Pecadote! ¿Baile? ¡Tentación a mi carne!

¿Una copita? ¡El infierno!

¿La Biblia? A leerla todo el día DE ACUERDO AL PUNTO DE VISTA de tu pastor (o denominación)
Advertencia: porque si no lo haces de esa manera, estás en riesgo y puedes ser instrumento de Satanás.

Al llamado por Dios, casi ungido, reverendísimo, que gana un sueldo financiado por tus diezmos y que te dirá lo que TIENE que hacerse, nunca se le critica ni se le objeta, y mucho menos en público: tiene la sabiduría de Dios, lo usa y a través de su criterio –terco a veces, destructor otras – Jehová hará. Puede cometer errores y dañar tu corazón, pero como él no se equivoca, su yerro fue voluntad de Dios, y a través de él nuestro Señor quiso enseñarnos algo. Puedes estar demolido, pero, así es hermanito, Dios lo llamó y debes someterte.

No hagas nunca obstrucción ni te opongas ni te vuelvas contumaz: si lo haces, eres poco espiritual, en camino a ser gentil y publicano. ¿Qué mas pruebas que tu actitud?

Entonces se crea una imagen: El modelo de cristiano “estándar”, como la Biblia lo “dice”. Así sería Jesús. Si alguien osa decir: “Yo creo que puede haber otras maneras de ser cristiano”, entonces será vomitado de la congregación. O puesto en perfil bajo, en observación, en cuarentena. Al margen, a la Siberia, al Polo Sur. A las punas andinas. Al Sahel. A Borneo. A la República Centroafricana. Total, es poco espiritual. Se nos mandará a no contaminarnos. “ESE con esas ideas rebeldes, que vienen del diablo. ¡No te juntes con él”.

CRISTIANO ESTANDAR, COMO LO DICE LA BIBLIA. ¡Eso hay que buscar, hermanito, hermanita, siervo, varón, Hombre de Dios!

“No olvides, hay que ser de buen testimonio” “Hay que ser de bendición para los nuevos” Entonces, sigo el manual escrupulosamente. La imagen es fundamental, lo es todo.

Pero hay inconsistencias. Y un poco grandes. Como si colásemos el mosquito y tragásemos el camello.

Un camello obeso, rechoncho.

El pecado privado se puede tolerar, pero nunca el pecado público: la imagen lo es todo.

O sea, soy un discipulador que ve pornografía hasta tarde en Internet todo los días. Eso puede ser consentido porque “la gracia de Dios me perdona,” pero si se me escapan lisuras en público, eso no se perdona: tu vida espiritual deja mucho que desear. Recapacita y cuando superes ese pecado, vuelves. Sobre la pornografía… si nadie lo sabe, no pasa nada. O si lo sabe tu pastor… no pasa nada tampoco, porque tienes su cobertura.

¿Y qué es peor?

Y si luchas, y te cuesta, no se lo digas a los nuevos: serás de tropiezo. Tú debes ser intachable, no lo olvides. Dios tolera el pecado pero no el escándalo.

O sea, si un día les digo: “Tengo un problema con la pornografía, y quiero dejarlo y no puedo, por favor oren por mí”, y soy totalmente honesto, esta mal. ¡Estas hundiendo, confundiendo a los nuevos en la fe! ¡Ni se te ocurra hacer eso! ¡Abominación! ¡Si lo haces, seas anatema!

Pero si guardo la imagen, eso sí es mejor. ES BUENO. Es que ellos no entenderían – los nuevos – .

La imagen lo es todo.

Y si hablamos de enamorarse… pues: Recuerda, tiene que ser de una chica que tenga, por lo menos, tu misma madurez. Sino, será de tropiezo.

Madurez, madurez, madurez, madurez, madurez, madurez, madurez…

T R O P I E Z O

TRO – PIE – ZO

En griego: “scandalon”. Según el diccionario Vine, es cualquier cosa que suscite prejuicios, o que venga a ser un obstáculo para otros, o que les haga caer en el camino.

Debe querer servir, amar a Dios, creer DE LA MISMA FORMA que tú.

Si no cumple esos requisitos, pues lo sentimos: te quedarás esperando sentado a “la idónea que Dios tiene para ti” (pasan los 40 y nos desesperamos mucho, casi a nivel de angustia, pero Dios sabe porqué hace las cosas).

Pero la gente se enamora: el líder también. Y si la pareja es “Inmadura(o)”, será una relación vetada.

Pero la atracción… es la atracción.

Y bueno… inicias relaciones por lo bajo. Te acercas, creas lazos… pero no formalizas.

Es que no se puede, varón. Es de tropiezo. Tengo que guardar el testimonio.

Y sufro mucho…. Me gusta pero no puedo estar con el(la).

Pero besa muy bien, eso sí. Y tocar su cuerpo es increíble. Me pone a mil por hora.

Pero no puedo estar. La imagen lo es todo. ¿Cómo yo, el líder superespiritual, podría estar con ella que es inmadura? Nunca. Pero la práctica puede decir otra cosa.

Rompemos corazones. Los pulverizamos a veces. A veces, el mío propio.

Imaginemos que usar pantalones verdes es interpretado como algo malo. No es seguro, no lo dice la Biblia directamente, pero por tradición es malo que un cristiano se los ponga (idea enseñada desde el primer día).

Pero es discutible en el universo eclesial porque la Biblia es ambigua. Qué difícil que es todo cuando no hay consensos.

Triple ética: uso pantalones verdes con mis amigos de la universidad, con mis compañeros de trabajo, con la gentita del colegio (porque es discutible). Pero con los chicos de mi iglesia: ¡Nunca!

Hermano, es el testimonio, pues. ¿Cómo voy a usar pantalones verdes con ellos?

¡Tienen que ser bien cristianos! ¡Aprender cómo un cristiano DEBE comportarse! ¡Y el cristiano no lleva pantalones verdes!

(O, si lo hace, debe ser bien maduro para que no caiga).

¡A la mierda con todo esto! (Uy, he pecado por escribir semejante palabrota. ¡Miserable de mí!) ¡Es insoportable! ¿Esta hipocresía toleramos?

Si, la disimulamos muy bien. Es lo políticamente correcto.

¿Hipocresía o la honestidad de un cristiano que tiene debilidades y lucha día a día, que las comparte sin hacerse el super hombre, el Sr. Pedro Pablo Juan Mateo de Tarso Fundamentalista del Siglo XXI?

Opto por la honestidad emancipadora. Me hace realmente libre: soy uno con la comunidad de pecadores que busca al Señor.

Pero por lo general no es así… es que la imagen lo es todo, hermanito.

18 comentarios:

Gabriel dijo...

Querido Abel,

Extrañaba este tipo de escritos tuyos. Sagaz, mordaz, profundamente humano, reaccionario con esa gente de esa iglesia que nos duele a todos.

Cuanta verdad, y que manera de abrir el corazón. Cuanta sorpresa -y cuanto alivio- que los 'superhombres de Dios' no existan. Bajo las caretas, quedamos simples hombres y mujeres, que luchan con sus contradicciones, consigo mismos, con sus inseguridades, y tantas miserisas.

La Gracia no era lo que yo pensaba que era. Es algo que voy descubriendo de a poco. A veces la alegría es exuberante, que se produce cuando descubro el rostro amoroso y desconocido de Dios. A veces es muy doloroso, pues me enfrenta al espejo para ver y darme cuenta de lo que no quiero ver, lo lastimado que estoy por el juicio, por las demandas inalcanzables de perfección y de santidad. Demandas de esa 'imagen que lo es todo' para la mercadotecnia religiosa a la que fui sometido.

Si la vulnerabilidd sana, habrá que recorrer esa senda.

Los santos Anás y los santos Caifás ya tendrán su recompensa. Asociarme con el pecador confeso -como yo lo soy- me traerá su perjuicio, pero es la única manera de disfrutar de la compañía de Jesús.

Adelante!

El Perro dijo...

Te leo de un tiempo acá y tus escritos me confirman que somos muchos los cristianos que vemos las cosas de otra manera...

Hace un tiempo escribí un poco sobre esto mismo que hoy tratas: ¿Cristianos de dos naturalezas o Cristianos de doble moral?

Gracias por abrir tu corazón!

Alexander Rodríguez dijo...

Este es uno de los temas más aterradores que he leído en blogs cristianos últimamente.

Definitivamente amonestado,

A&R

Abel dijo...

¿Que tal, Alex? A veces peco de tonto y de no entender las cosas, ergo, me tienes que explicar más eso de la amonestación...

Muchos saludos,

Leonel Rubio dijo...

Probando, probando...

Excelente articulo, que mas queda por decir???

Kike dijo...

Hola, hombre. Duro, muy duro... pero en muchos puntos, bastante cierto. Se te nota cansado. ¿Qué puedo decirte? Yo te apoyo y deseo que encuentres lo que buscas.

Personalmente también prefiero la humildad de quien puede reconocerse pecador, débil y frágil. Me conmueve la personalidad de Pedro, a quien Jesús cambió de nombre y dio una misión especial. Pedro era frágil, débil... casi casi un pobre hombre, y los evangelios no se guardan de ocultarlo. Pero felizmente que está esa misericordia de Dios que puede curar a quien se reconoce frágil, como el publicano que bajó a su casa justificado.

¡Bendita humildad!

Caro dijo...

Abel,
Abres esa carta que el Señor escribe en tí y sale a contagiarnos una buena dosis de libertad hallada.
Un abrazo de otra pecadora confesa.

Abel dijo...

Gabriel:

Cuánto me cuesta entender al Maestro, que se juntaba con los pecadores cuando ÉL no era un pecador, cuando ÉL era el santo, cuando me cuesta recorrer su senda porque mi orgullo me levanta y trata de decirme: "tú ya lo tienes, eres más que ellos, la bendición viene si sólo te juntas con cristianos, aléjate del mundo, ¡predica el juicio!". Dificilísimo el ejemplo de Cristo, pero capital, porque esa es la manera, la religión de la que habla Santiago, que decía que -parafraseando- "hay tener a Cristo en el primer lugar de nuestra vida y, para demostrarlo a los demás, anda con los marginados de tu sociedad. ¡Con los marginados de tu iglesia!"

Saludos,

Abel dijo...

Si Kike, ¡Bendita humildad!, pero complicada. Una vez leí por allí que el hombre es el único animal al que le palmeas la espalda y se le infla el pecho...

Saludos,

Abel dijo...

Libertad, libertad, eso Caro, la libertad real en Cristo traída por la conciencia de nuestro verdadero estado: pecadores, muy pecadores, pero cubiertos de la Bendita Gracia. Ella nos da "valor", no nuestra aparente santidad.

Saludos de otro pecador confeso.

Kike dijo...

Hola, Abel:

Discúlpame que te escriba por aquí, pero ocurre que el otro día te mandé un mail en el que te pedía un favor. ¿Lo habrás recibido? ¿Se podrá (el favor)? Avísame con confianza, please. "Sin compromiso, casero", como dicen las señoras del mercado, je, je...

Un abrazo.

KrAtOr dijo...

Me agrada el post, y de verdad que es algo MUY comun...

bendiciones!

TATY PAZ dijo...

Lo se.
también estas cansado, ¿no?
Uno se cansa de tanto teatrito, de tanta locura y falta de honestidad, eso de que el maestro debe ser perfecto lo he vivido. Ese complejo de casita perfecta que debe haber en la iglesia, ese complejo de mártires santos sin tacha, sin mancha...
C... como si en realidad pudieramos ocultar nuestra humanidad falible e imperfecta, como si ese disfráz no hiciera aún más grotesca nuestra penosa situación...
Es molesto y cansador. Simplemente insostenible.
Duro. Cierto.

El Sacristán dijo...

Abel dijo...
Libertad, libertad, eso Caro..

Hermosas palabras, estimado Abel, puesto que el hombre es libre, gracias a Dios.

Como diría San Agustín: "Ama y haz lo que quieras..."

Tony del Reino dijo...

Hola, saludos a todos.
Solo tenemos un solo SEÑOR y no muchos “señores”como se pretende humana y carnalmente, postrando a la Iglesia del Señor ( su Cuerpo) a vivir con una mente cautiva, bajo la única forma que saben vivir “los señores” del “somete” que han reempezado la vida de unción de la que carecen por la vida de la “apariencia religiosa”. Se termino la era del cinismo e hipocresía religiosa de las épocas oscuras que aun permanece en algunas mentes “gobernadoras” sin Espíritu que las guié, y que por sus hechos nos demuestran no saber andar en las pisadas del Maestro, pero que pretenden que los demás sigan sus pisadas.
Nos queda entonces tomar la Palabra que nos sido dada por el Señor Jesús y depositarla en los corazones, seguir a la verdad sanadora, en nosotros pecadores como aquel pedro o algún pablo que alcanzaron el testimonio de una vida poderosa y transformadas durante una vida que se determinaron a vivir y no callar en medio de un sistema religioso corrupto e hipócrita de sus tiempos...

Anónimo dijo...

Entiendo tu profunda frustracion, con el enmascaramiento actual, pero quiero afirmar algo que puede ayurdate, No todo el que me dice señor, señor entrara al reino de los cielos, sin juzgarte ni señalarte por que yo no podria estar safo de externar un comentario como este, pero me queda claro que apesar de todo ello y de tanta farza Actual, en la Inglesia y cuerpo de Cristo, Lleara el momento en que solo el cordero de Dios que juzgara a todos Vivos y Muertos, el y unicamente el Separara, el trigo de la Cizaña, y sera lanzada al fuego la Cizaña, y solo el trigo sera apartado para tomarlo a si mismo, que quiero, o pretendo decirte con esto, que no hay justificacion para pecar, ni escudarte con lo que comentas al respecto, y si sumamos que la Palabra de Dios dice (Puestos los ojos en el autor y consumador de la fe Jesucristo), oasea que esto quiere decir que por mas errores (horrores) de tus propios hermanos de la congre, iglesia, templo etc. si pones los ojos en ellos ahi esta tu perdicion, por que en fin de cuentas todos somos pecadores, pero si pones los ojos en Jesucristo seguramente tu vision y comentarios posteriores cambarian al respecto de lo que puntualizas, sabes algo muy importante, a traves del tiempo he a prendido a Valorar, cual es la mano que me sostiene, y muchas tribulaciones y dificultades han venido a mi vida, pero algo se muy claro, y puntializo finalizando con esto Jesucristo es mi meta y mi maximo el me sostiene y se que aun habra gente como tu que me pueda juzgar de perfeccion y entrega pero prosigo al blanco, espero poderte conocer y ver, en la eternidad. recuerda que estamos para construir, no para derribar, este es un comentario Objetivo Saludos. Que el Sr. te Bendiga.

Abel dijo...

¿Comentario objetivo? Si desde el inicio dices: "sin juzgarte ni señalarte..." ¿Qué comentario objetivo puede ser ese? Peor aún cuando sientes que el post te ataca directamente al decir que " y se que aun habra gente como tu que me pueda juzgar de perfeccion y entrega pero prosigo al blanco". ¿Objetivo?

Lamentablemente no puedo ser como tú. No puedo decir: "Soy cristiano a mi manera, si me equivoco y daño a otros, no importa, si otros dañan a otros, no importa, si me dañan a mi, no importa, nada importa porque en el fin de los tiempos Dios juzgará y separará el trigo de la cizaña". No puedo cerrar los ojos ante la injusticia, los traumas que infectan la iglesia y los tontos prejuicios. Eso es inmoral, escapista, cómodo.

Y pongo los ojos en el autor de la vida. ¿Sabes por qué? Porque Él no se quedó callado ni dijo: "ya Dios juzgará" sino que activamente actuó ante el aparato religioso imperfecto -como tú lo llamas-. Por eso lo mataron, ¿no lo recuerdas???

Saludos,

Enrique Crespo dijo...

Hno. Abel:
Te leo, te sigo y comparto plenamente esta declaración de y es más, estoy caminando junto a ti en esta comunidad de pecadores confesos, dependientes de Su Gracia.

Un abrazo fraterno.

PD. Veo tu foto sosteniendo a Daniel, admirándolo, con una emoción que traspasa la fotografía y ¡quisiera experimentar lo mismo algún día! por lo pronto... me alegro junto usted.
;) Bendiciones mi hermano.