lunes, 25 de septiembre de 2006

No nos importa

Es ya casi un axioma -algo no necesita demostración-, a nosotros los evangélicos la pena de muerte no nos importa. En el Perú se ha generado un gran debate debido a la promesa electoral del ahora presidente Alan García de condenar a muerte a los violadores niños de menos de siete años y que provoquen su deceso. El conflicto ha sido serio entre algunos sectores del Congreso del Perú (sobre todo del partido de derecha Unidad Nacional) y la Iglesia Católica, que se ha pronunciado enfáticamente en contra del proyecto y, con todo, nosotros no hemos dicho nada.

Silencio.
Ausencia de palabras.
Vacío.

Bueno, en verdad muchas otras cosas no nos importan. O por lo menos, damos la imagen de que no nos interesan. ¿O es que no sabemos qué decir?

El pecado ha causado grandes deformaciones en la humanidad completa e inclusive en la creación material (Rom.8:22). La muerte de Cristo es, gracias a la misericordia de Dios, el puente, la medicina, mediante las cuales esas malformaciones son corregidas, parcialmente ahora, completamente cuando el Señor venga otra vez. La maldad del hombre es terrible, y a pesar de ella, Dios decidió hacer algo. A pesar de que el ser humano viola, asesina, miente, roba, abusa, manipula o tiraniza, igual, nos amó tanto que envió a su Hijo primogénito (Jn. 3:16).

Por ello, al pensar en temas como la pena de muerte, debemos recordar esta obra de Dios realizada para la salvación de la humanidad, a pesar de cómo somos. Dice el profeta Jeremías que "por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias. Nuevas son cada mañana. Grande es tu fidelidad” (Lm. 3:22-23). Merecemos como humanidad la destrucción, el castigo de la aniquilación por nuestro constante pecado y desobediencia a Dios. Pero Él, de puro amor, por bondad, no lo hizo, y no lo hace. Más bien, nos dio la solución, y nos da un marco a seguir.

Entonces, así como Dios nos redime, debemos intentar la redención del delincuente porque, ¿por qué pretender ser más estrictos que el Creador del universo? Si el Estado no quiere restaurar al delincuente, ¿para qué sirve el Estado entonces? ¿Para qué está? La discusión sobre el sistema penal es otra y podemos hablar sobre penas o regímenes penitenciarios pero en el fondo la lógica debe ser la recuperación del ser humano, su restauración y nueva integración a la sociedad.

Por lo tanto, le digo no a la pena de muerte.

30 comentarios:

Anónimo dijo...

Sinceramente (y no pretendo ofenderte), creo que pecas de ingenuo o de hipócrita.
No es cierto que a ustedes los cristianos les sea indiferente las sentencias de muerte. No es cierto que la violencia y el derramamiento de sangre sean ajenos a la doctrina que ustedes profesan.
Y para demostrártelo no voy ha recurrir a argumentos o sofismas que bien podrías calificar de blasfemos, sino más bien citaré algunas líneas de un libro considerado sagrado por ustedes: la Biblia. Estos versículos bíblicos son:
Deuteronomio 3:6:
Y las destruimos, como hicimos a Sehón rey de Hesbón, matando en toda ciudad a hombres, mujeres y niños
Deuteronomio 2:34:
Tomamos entonces todas sus ciudades, y destruimos todas las ciudades, hombres, mujeres y niños; no dejamos ninguno.
Numeros 31:17,18:
Matad, pues, ahora a todos los varones de entre los niños; matad también a toda mujer que haya conocido varón carnalmente.
Pero a todas las niñas entre las mujeres, que no hayan conocido varón, las dejaréis con vida.
I Samuel 15:3:
Ve, pues, y hiere a Amalec, y destruye todo lo que tiene, y no te apiades de él; mata a hombres, mujeres, niños, y aun los de pecho, vacas, ovejas, camellos y asnos.
Isaias 13:16:
Sus niños serán estrellados delante de ellos; sus casas serán saqueadas, y violadas sus mujeres.
Oseas 13:16:
Samaria será asolada, porque se rebeló contra su Dios; caerán a espada; sus niños serán estrellados, y sus mujeres encintas serán abiertas.
Ok. Podría seguir enumerando decenas de versículos similares a los arriba apuntados donde el Dios cristiano parece haber emprendido una Jihad musulmana. Cuando dices, entonces, que dios es puro amor y que por bondad no aniquiló a nadie estas faltando a la verdad.
Además, ¿cómo pretendes que un Estado como el peruano intente la redención del delincuente que el mismo ha creado? A un Estado que hambrea a la mitad de su población poco le importa aquellos que se refugian en vicios y delitos para escapar (al menos fugazmente) de la dura realidad a la que están condenados por nacimiento.
Ivan_baco@terra.es

Alexander Rodríguez dijo...

El anterior comentario es basado en ignorancia de las Escrituras, ya que o cita versos de un orden obsoleto hoy dia (el Antiguo Orden y pacto) y que ya fue resuelto en Cristo (el punto que Abel pretende hacer), o cita de profecias que serian cumplidas por naciones paganas, no bajo el mandato de Dios.

Si no sabe de lo que habla, no se deberia hablar, porque hace el ridiculo.

A&R

Alexander Rodríguez dijo...

Habiendo "aclarado los aires" . . .

Abel, me gustaría saber tu perspectiva acerca de la pena de muerte, considerando los siguientes pasajes:

Rom 13:3 Porque los gobernantes no son motivo de temor para los de buena conducta, sino para el que hace el mal. ¿Deseas, pues, no temer a la autoridad? Haz lo bueno y tendrás elogios de ella,
Rom 13:4 pues es para ti un ministro (servidor) de Dios para bien. Pero si haces lo malo, teme. Porque no en vano lleva la espada, pues es ministro de Dios, un vengador que castiga al que practica lo malo.
Rom 13:5 Por tanto, es necesario someterse, no sólo por razón del castigo, sino también por causa de la conciencia.

En el contexto del Imperio Romano, la "espada" de la cual Pablo habla, ¿no representaría la pena de muerte? Si es así, Pablo no parece denunciarlo, todo lo contrario, dice que hacen el trabajo de Dios, son incluso llamados "ministros".

Dicho sea de paso, este es el mismo Pablo quien habla del amor perfecto en 1 Cor 13. Una cosa no parece contraponerse a la otra.

Otro pasaje, en contexto de la crucifixión de nuestro Señor:

Luk 23:39 Uno de los malhechores que estaban colgados allí Le lanzaba insultos (blasfemias), diciendo: "¿No eres Tú el Cristo? ¡Sálvate a Ti mismo y a nosotros!"
Luk 23:40 Pero el otro le contestó, y reprendiéndolo, dijo: "¿Ni siquiera temes tú a Dios a pesar de que estás bajo la misma condena?
Luk 23:41 "Nosotros a la verdad, justamente, porque recibimos lo que merecemos por nuestros hechos; pero éste nada malo ha hecho."
Luk 23:42 Y añadió: "Jesús, acuérdate de mí cuando vengas en Tu reino."
Luk 23:43 Entonces Jesús le dijo: "En verdad te digo: hoy estarás conmigo en el paraíso."

Si lo que decía aquel malhechor era falso, entonces era un mentiroso, ya que ellos tampoco merecían la muerte.

Se debería notar también que jamás en el NT la revelación del Espíritu llevó a algún apóstol a declarar que los mecanismos que llevaron al Señor a la muerte eran injustos. Quizás esto sea un argumento basado en el silencio, no sé. Lo cierto es que la pena de muerte estaba en vigencia durante esos tiempos, y si hubiera sido tan en contra de Dios, lo más natural es que lo hubieran denunciado como muchas otras cosas.

Debo aclarar que no soy pro-pena de muerte, pero estos pasajes (y quizás otros pocos más) me impiden descartarlo totalmente. Estoy tratando de buscar guianza y revelación en cuanto a esto.

Me encantaría escuchar tus opiniones, bendecido,

A&R

P.D.: Te contesto tu e-mail en un rato.

Gabriel dijo...

Abel,
Me parece muy valiente tu publicación. Yo tampoco estoy a favor de la pena de muerte.
Hay posiciones que tenemos que adpotar por sentido común, por ética, por aquello que Cristo y la vida cristiana representa para nosotros.
Esta comprobado que la pena capital no soluciona los problemas de violencia, por el contrario los acrecienta. Basta con ver las estadísticas de criminalidad de los países que aún hoy (siglo XXI!!!) la siguen practicando.
Si en vez de avanzar, como gente creyente y en sociedad, nos vamos para atrás volviéndonos literalistas y no abriendo posibilidad a la crítica y la reflexión entonces: tendríamos que aceptar la esclavitud, deberíamos impedir a los jóvenes el casamiento, las mujeres no deberían enseñar ni abrir la boca en nuestras congregaciones, etc, etc. Lo anterior me parece un disparate para estos días, aunque haya muchos aún que se corten las venas para que eso siga siendo así.
Un abrazo, adelante!

Gaby dijo...

No nos importa, porque estamos confederados en un rebaño de microclima.

No nos interesa porque el gran porcentaje de evangelicos se convierte a Cristo para no crecer y busca sólo un cambio individual.

No nos importa porque no sabemos unirnos en una respuesta. Siete bautistas, 25 opiniones, se dice en mi caso.

Y no hablamos, porque ya hablan otros, y somos arribistas.

Tampoco hablaremos porque efectivamente no sabemos qué decir, y tenemos que apelar a lo que a nosotros nos parece.

Es rarísimo encontrar -fuera de algunos líderes, teólogos o hermanos que piensan- una congregación de peso en la sociedad.

No por nada en mi país somos miles y esa cantidad no se nota en ninguna clase de transformación.

Somos gente que ya no lo "trastorna todo", como debiera ser.

Y al que habla, los de la propia iglesia lo dejan solo, no entienden sus argumentos, porque el núcleo congregacional se atascó en el pegar la semillita de mostaza en la página del evangelio y en cantar más lindo o más feo.

Al no entender de qué habla el que habla, le toman inquina y le ponen motes. Le llaman luego en tono de burla "misionero llanero solitario".

No existimos.
"Es que se está tan bien aquí bailando para el Señor....¿a qué molestarse en temas de los cuales "el mundo" ya habló"

Gaby dijo...

En contra de la pena de muerte.
Hay muchos argumentos teológicos a favor.
Pero de todos los argumentos teológicos a favor de la pena de muerte tambien resucitó Jesus.

Anónimo dijo...

Estos temas me calan hondo. Pero cala más aún que acompañada a la indiferencia, salgan de cristianos declaraciones desaforadas (como el tele-pastor del que habla Gabriel en su blog), muy alejadas de reflejar conocimiento de Dios.

Para quienes se atreven a pensar y sentir un poco más de lo estandarizado, va una invitación a la valentía. Lo que platica Gaby es real y desgraciadamente trasnacional. Cala un aire sutil de soledad. El consuelo vivo es Dios vivo: que habla y cuya Voz produce maravillas.

¿Perú sigue el ejemplo del Hermano mayor?

¿Qué hará Perú para incinerar los tratados internacionales ya firmados que están en contra de la pena de muerte?

¿O será que esa "ultra derecha" al estilo Uribe es necesaria para aclimatar los aires?

Me resisto en fe: creo que hay otos modos posibles de hacer las cosas, de vivir una ética-política madura tras redención y nacida de lo alto.
Saludos desde México.
Carolina.
mcekro2006-red@yahoo.com

Abel dijo...

Muchas respuestas, buenas respuestas la verdad, y trataré de responderlas.

Alexander, ante los dos pasajes que colocaste, diría lo siguiente:

El contexto de Romanos 13:3-5 es el de la autoridad (desde el primer versículo del capítulo) y el sometimiento a las autoridades terrenales ya que estas "por Dios, han sido establecidas". Cuando habla de la espada pienso que se refiere más al efecto disuasivo, al símbolo de poder que representan. En otras palabras, es como si dijera el Apóstol: "Sométete a la autoridad terrenal, pero si no lo haces, ella tiene la forma de obligarte: la espada".

Con respecto a Lucas 23:39-42, pensaba en lo siguiente: Para la gente común de la época, la pena de muerte era un símbolo de aplicación de la justicia para ciertos delitos, visto como algo absolutamente normal. Si alguien era conciente de su culpabilidad en un delito castigado por la pena de muerte, pues probablemente asumiría todo con entereza y resignación. Creo que es el caso del ladrón en la cruz: conocía el castigo, cometió la falta, entendía entonces que era justo que estuviera allí crucificado. Y en la circunstancia, clavados el día viernes de pascua, no importaba demasiado la discusión de la pena en sí, sino del merecimiento de la pena, y parece que el ladrón comprendió que él debía estar clavado porque hizo cosas y Jesús no porque no había hecho nada. Este es el tema en el versículo de Lucas, a mi entender.

Al pensar en la respuesta anterior, fui a otros pasajes de la Biblia para encontrar más elementos para reflexionar en este tema. En el Sermón del Monte, por ejemplo, la ley del talión es cancelada ("Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente. Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra..." Mt. 5:38-39), pero aumentando el nivel de rigurosidad de algunas normas ("Oísteis que fue dicho a los antiguos: "No matarás; y cualquiera que matare será culpable de juicio. Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego..." Mt. 5:21-22). ¿Qué quiere decir esto? Que Jesús nos está presentando una especie de trueque para la nueva "ley" que vendría luego: menos rigurosidad del castigo, más rigurosidad ética. Creo que esto se afirma en el pasaje de la mujer adúltera (Jn. 8:1-11): Según la ley, la mujer merecía morir apedreada. Según la afirmación de Cristo, el único que podría hacerlo era él mismo porque era el único sin pecado, por lo tanto, si Cristo solito hubiera agarrado las piedras la justicia se habría aplicado sin discusión. Pero, lo que vimos del Sermón del Monte se aplica aquí: Más "ética" ("vete y no peques más"), menos "castigo" ("ni yo te condeno"), y todo el amor del mundo (porque Cristo perdonó el pecado de la mujer). ¿Una especie de arquetipo de lo que habría de venir con respecto a la pena de muerte???? Diría que sí, aunque es sólo mi opinión.

Sin embargo, a pesar de lo anterior nuestra amiga Gaby (www.monjaguerrillera.blogspot.com) nos hace recordar algo cierto: Dios utilizó la pena de muerte para nuestra redención. Sin ella, ¿cómo moría Jesús, como derramaba su sangre por nosotros? Sin embargo, como ella nos recalca... Jesús resucitó al tercer día, y esto es demasiado categórico.

Ojalá podamos seguir avanzando en el tema. Muchos saludos desde Lima.


Abel.

Abel dijo...

Gaby:

De acuerdo con el 100% de lo que afirmas. Por lo que veo, también eres una "llanera solitaria...

Abel.

Abel dijo...

Carolina:

La invitación a la valentía es relativa, aunque necesaria. Lo peor que nos puede pasar es la soledad y el aislamiento y ya no la fogata inquisidora felizmente. A esto me refiero con lo de la valentía relativa, ya que no moriremos por pensar o anunciar nuestra opinión. Aunque a veces la marginación, las miradas de desaprobación son una paga dura, como una condena a mi entender totalmente inmerecida. Pero, como dices tú, "el consuelo vivo es Dios vivo: que habla y cuya Voz produce maravillas"

¿Podremos crear una vivir una ética-política madura tras redención y nacida de lo alto?? Eso espero, realmente.

Saludos,

Abel.

Abel dijo...

Ivan:

Antes que nada, ten presente que las opiniones que coloco en mi blog son absolutamente personales. Si lees un poco más, verás que en muchos puntos discrepo con el “establishment” cristiano-evangélico (mi transfondo) aunque en otros estoy completamente de acuerdo. Mi punto de vista no lo puedes generalizar. Por ello, a mi entender, no peco ni de ingenuo ni de hipócrita, aunque uno nunca sabe ;)

Tienes razón en parte: no es cierto que a muchos cristianos la pena de muerte les sea indiferente. Esos muchos, utilizando los versículos que mencionaste, sumados a una pobre hermenéutica, pues dicen: ¡Dios la aprueba! ¿Por qué digo pobre hermenéutica? Porque olvidan un punto capital, demasiado importante, y es lo que dijo Alexander: el viejo pacto es caduco, el nuevo pacto es el vigente. Esta es la razón del cuidado que se debe tener al auscultar el Antiguo Testamento. Este mismo punto hace que la discusión sobre la pena de muerte deba partir desde el Nuevo Testamento, como hemos tratado de hacer en los comentarios previos.

Ahora, podemos olvidarnos de la pena de muerte e ir al problema de fondo en los versículos que colocaste: ¿Por qué Dios permitía los baños de sangre descritos en las páginas veterotestamentarias, y ahora no? ¿Qué sugieres, desde tu perspectiva (¿católica? ¿agnóstica? ¿atea? No lo sé)? ¿Qué sugieren otros?

Saludos desde Lima,

Abel

Gaby dijo...

Abel usa todo lo que desees, si te sirve, del modo que creas pertinente y conveniente. No hace falta pedirme permiso, ni tampoco mencionarme, porque lo que escribí allí tiene a la experiencia de vaivenes y a las luchas y contraluchas, como autoras. Cosas que tú también tienes y sufres.

Gabriel dijo...

Hola a todos y todas,

Hace unos días que no entraba a leer como seguía la discusión. Pocas palabras: gracias Carolina por darte una vuelta por casa (mi blog), me has hecho recordar a tantos buenos amigos y amigas que tengo en la nación azteca.

Gracias a todos por ayudarme a pensar. Abrazos varios,

Kike dijo...

Hombre, qué alegría encontrar tu blog. Espero que se entienda bien lo que diré, y que no ofenda a nadie. Ocurre que soy católico. Hace un tiempo ciertas experiencias en mi vida me enseñaron a respetar mucho al cristianismo protestante. Me esfuerzo lo más que puedo en hacerlo, y si aún me falta, espero que la corrección de algunos hermanos me ayude.

En fin, la cosa es que creo no pecar de ofensivo si digo que lamentablemente no son muchos los cristianos protestantes que generen fuerza de pensamiento. Y, sin embargo, tú sí lo haces. Eso me da gusto. Necesitamos gente que dé testimonio de Cristo no solo con su vida privada, sino también en el pensamiento. Por eso felicito tu blog.
Un abrazo en Cristo.

Abel dijo...

Kike:

Para nada pecas de ofensivo. ¡Es la realidad! Es algo que hemos discutido por aquí antes y además, tiene su explicación. Pero creo -al igual que muchos otros- que generar pensamiento es una labor demasiado importante, tanto de manera crítica (en este caso, hacia algunas actitudes de la iglesia) como en modo profético, esto es, señalando las injusticias que suceden en el día a día a nuestro alrededor. No porque tengamos la verdad absoluta, sino porque somos cristianos, estamos en este mundo, debemos amar al prójimo y tenemos que tratar de construir el reino de Dios aquí, mostrando cómo podría ser todo cuando Cristo venga por segunda vez.

Creo que he dicho demasiadas cosas. Saludos, y espero que sigamos en contacto.

Abel.

Daniel dijo...

Hola Amigos

Creo que el mensaje Jesucristo nos habla del perdón eterno, de la salvación de nuestras almas.

No veo que exista en ningún lugar una venia hacia la necesidad de indultar, aún a los conversos.

De hecho, él mismo no se opuso a su propia pena de muerte, aunque absolutamente injusta.

Por supuesto que su muerte tenía una misión. Sin embargo, los malechores que murieron junto a él sufrieron la condena y Jesús no se opuso ni profirió condenación a este tipo de castigo.
Eso si. Propuso el plan de liberación eterna de la condena y de la muerte.

¿El episodio de María magdalena? Jesús no hace ver su oposición a la pena de muerte. Lo que hace Jesús es denunciar la hipocresía y descalificar a los juzgadores hipócritas.

En definitiva de eso se trata. Los jueces que hoy administran la ley no difieren demasiado de los que condenaban a Magdalena.

Entonces, la Ley no es mala. Pero los hombres pueden ser además de hipócritas, injustos y despiadados.

¿Dejaremos una condena irreversible en manos de hombres que probablemente encuentren en la pena de merte la solución facilista a más de una causa judicial?

Latinoamérica es un continente corrupto, com policías, políticos y jueces corruptos.
No dejaría en tales manos la vida de una persona, aunque bien merecida tenga la muerte.

Entonces, no veo contradicción bíblica a la aplicación de la pena de muerte.
Pero veo inadmisible su aplicación, al menos por estos lugares tan adolescentes de Justicia.

Un abrazo para todos y en especial para Abel García.

Anónimo dijo...

Daniel, en ocasiones como latinoamericanos pecamos como Sor Juana Inés de la Cruz que firmó su confesión como "Yo la peor de todas". Estoy de acuerdo que andamos cojeando en muchas cosas pero no creo que en otros lugares donde sí se aplica la pena de muerte (dígase E.U, Sudán, China, Indonesia) sí haya hombres justos que apliquen justicia. Esa sentencia de Romanos 3:10 va para lationamericanos y no latinoamericanos y más allá de nuestra época.

¿A qué te refieres que la ley es buena? Como algo humanamente construido no puede ser ni bueno ni malo en sí. Tal vez más o menos apegado a la justicia, pero no creo que la sharia o las prácticas de usos y costumbres de México donde se violan a mujeres como prácticas punitivas traiga bondad en sí misma. ¿o te refieres sólo a la ley bíblica? ¿a la ley de tradición occidental?.

La ley suprema ya quedó sellada en la obra de justicia de Jesús en la Cruz, de ahí recibimos justicia y bajo esa justicia pienso que debe partir nuestra postura hacia los demás. Creo que como cristianos se espera que demos respuesta a tan enorme regalo gratuito: Dios también nos hace partícipes en la resurrección de Jesús de Su poder que da vida, que cambia. Y en ese compromiso, creo que lo menos que podemos hacer es respetar la vida y el tiempo de misericordia (que Dios da) para que se arrepienta el otro.
Bueno, eso sólo es mi opinión y lo que hasta ahora marca mi conciencia.
Saludos desde México.

Gabriel dijo...

Hola a todos nuevamente,

¿Alguno ha visto la película "La milla verde"? Es la traducción cinematográfica de un fantástico cuento de Stephen King. Si no la han visto la recomiendo, verán que la justicia humana es espuria en TODO el mundo.

Hay un ejercicio de "ponerse en los zapatos de otro" que es muy interesante. Detrás de la puerta, en una sala, hay un hombre que ha pasado todo el proceso de un juicio indiscutiblemente justo. Ha sido encontrado culpable por un jurado conformado por las personas más íntegras que conozcas. Su pena es la de morir a través de una inyección letal. Se encuentra acostado y esperando el momento en que tú entres.

Ahora tú, que eres un enfermero cristiano que cree en la pena de muerte, has sido llamado por compulsión a través del juez para entrar y administrarle la droga. Tú eres el que va a entrar y lo va a matar, es cierto que es una determinación del Estado para 'limpiar' la sociedad, eres sólo un actor. ¿Cómo lo harías?

Una 'pequeña' inquietud ética... ojalá y se animen a responder :)

Anónimo dijo...

Gabriel. Conmovedora la película.
De la inquietud ética que planteas, creo que es equivalente al soldado que obedece instrucciones injustas y mata por matar. No es él quien supuestamente decide sino el Estado. Pero cada quien decide si se obedece por obedecer o por dar respuesta a la propia conciencia. Finamente nosotros somos quienes alimentamos la legitimidad del poder Estatal.

Anónimo dijo...

Caramba Abel! por accidente entre a TU blog... y la verdad me llamó la atención el comentario... seguí leyendo y lo que encontré me alarmó... dices que lo que escribes aquí no es analizable ya que son TUS impresiones personales. Con todo respeto te digo que nuestras opiniones al ser expuestas, por cualquier medio, se convierten en públicas y son sujeto de reflexión y análisis. Entiendo que la intención, de ninguno de los que aquí participa, es mala. Sin embargo, y es mi opinión responsable, se denota un excerbado antojo de debatir filosóficamente en relación al "castigo divino" que recaerá sobre un "¿ser humano?" que osó dañar a una persona inocente. Abel, ninguno de ustedes en ningún momento, refiere la posición de un niño o niña (especifíco por el proyecto de Ley al que haces referencia) que se ve vulnerado y dañado sin haber hecho nada para merecerlo. Sabes el nivel de confianza que un ser de siete años o menos tiene puesta en el mundo?, sabes que espera un niño de esa edad de ti y de mi? de sus padres? de sus allegados? sabes con que ojos nos miran? Sin caer en romanticismos por favor, sabes que merecen nuestros niños de nosotros los adultos?. Alguna vez alguien tocó tus partes íntimas? No tengo que haber sufrido una violación para lograr crear empatía con las víctimas de abuso... sabes? Puedes imaginarte por un momento, más allá de tus reflexiones teológicas, el terror, la impotencia, el dolor físico causado DURANTE un coito violento?. Puedes imaginar por un segundo el rostro de un niño o niña DURANTE el disfrute sexual de una persona tres veces mas grande! Más fuerte! Cierra tus ojos y SIENTE puedes? Sabes lo fácil que es para un adulto engañar, someter y MATAR a un niñito? Por qué ninguno de ustedes a mencionado ni siquiera una vez el delito y la víctima que son la razón real de que se esté proponiendo dicha pena.., que esperan? que el estado asuma la manutención y el resguardo de un "ser humano" que tuvo la VALENTIA de penetrar el cuerpo de un pequeño indefenso? los matan vale! los matan! se satisfacen con el dolor y el miedo... no es solo el placer sexual los que los mueve... si fuese eso te aseguro que utilizarían las formas más ancestrales e instintivas que tienen el hombre y la mujer (autosatisfacción). NO! se complacen en ver los rostros asustados, las lágrimas, las súplicas. Compara tu mano con la de tu hijo o hija más pequeño, consideras que tiene alguna posibilidad de enfrentarte? de devolverte un golpe con la misma fuerza? puede el defenderse? POR DIOS! como se les ocurre debatir tan tranquilamente sobre las consecuencias que debe sufrir un aberrado sin tomar en cuenta lo que puede sentir su víctima... Es una vida sin vivir... son niños menores de siete años vale! que les ocurre!... Te digo abel... según tu opinión nadie es una autoridad para castigar... pregúntale a una madre (porque evidentemente al niño no podrás) si piensa que tu eres una autoridad para perdonar...

Abel dijo...

No me creo autoridad de nada. No quiero serlo. No puedo serlo.

Lo que digo es que es MI OPINIÓN y por supuesto que es analizable. Cuando enfatizaba en el hecho de que era mi opinión en el comentario anterior lo decía en el sentido de que no es una ley general, que es fácilmente discutible, como lo hiciste tú. ¡Y así debe ser!!

Cuando decidí colocar este post fui conciente de lo sensible que es este tema. No es fácil y cualquier análisis viene cargado de subjetividades. En mi caso, mi opinión parte de un principio: Dios es el Señor de la Vida, Él es el origen de la justicia, Él hizo un sacrificio por nosotros, por nuestras miserias y pecados y por ese sacrificio nos da una segunda oportunidad, nos entrega la capacidad de redención, de recuperación. Eso es lo que guía mi pensamiento.

Trato de seguir este principio en este caso. Como mencionas, me dejo llevar por mi subjetividad ya que a Dios gracias no he visto de cerca la desgracia de la violación a infantes pero no trato de ignorar el mal hecho a las víctimas. ¿Crees que puedo pasar eso???? ¡Sería cruel ignorarlo!! No digo: ¡No tiene que haber castigo!! Digo: ¡El castigo no tiene que ser la pena de muerte!! Se me ocurre la cadena perpetua. Aunque no he estado en una cárcel, por las circunstancias de la vida he podido estar involucrado con gente presa, y te diré, no es poca cosa, es una lenta agonía. ¿Cadena perpetua es un castigo suficiente?? Sí lo creo. ¿Que el gobierno pague por él? Las cárceles pueden generar actividades económicas que hagan que ellos paguen por sí mismos. Además, tienes la incautación de bienes de ser necesario.

En fin, es un tema complejo.

Muchas gracias por tu comentario.

Anónimo dijo...

Muy complejo realmente, pues donde se encuentra la segunda oportunidad de estos niños? donde queda la oportunidad de sus madres para formarlos como hombres de bien y de amor cristiano...

Buej... será... no importa, la idea no es mortificar, solo razonar desde varias perspectivas...

Hasta luego...

Abel dijo...

Hola,

Sé que tu intención es no mortificar y creo que es impotante que nos recuerdes que en este escenario trágico de una violación hay dos agentes: el abusador y el abusado, y ambos deben ser tratados desde su particular perspectiva. Es evidente que he enfatizado en el post el lado del abusador y su castigo, pero como tú dices, él otro lado queda pendiente. Y es, en realidad, el más duro, el más trabajoso.

Entonces, viene la pregunta: ¿Cómo debe hacerse la pastoral (desde el punto de vista de la iglesia), la sanidad (desde el punto de vista espiritual) de los traumas de esos pequeños abusados y sus familias? ¿Y qué pasa si hay una muerte de por medio?

Complicado pero necesario. Es algo ineludible si queremos hablar de la pena de muerte, de los crímenes, de los abusos.

Saludos para ti.


Abel.

MonjaGuerrillera dijo...

Eso es: No a la pena de muerte. Ya la hubo. Sí, al perdón. Ya lo hubo.

Una abusada

Anónimo dijo...

Monjaguerrillera..
felicito tu capacidad de perdón y grandeza de alma.. así es como se debe vivir.. supongo que de estar con vida, y luego de crecer y madurar espiritualmente, muchas personas tenemos la posibilidad de superar traumas y dificultades por muy duras que sean.

El tema es que la discusión se da alrededor de aquellos que no tienen tanta suerte y hoy no pueden decir lo que tu..

Estos que hoy son sujeto de nuestro debate si condenan a pena de muerte a personas vulnerables e indefensas.. "...condenar a muerte a los violadores niños de menos de siete años y que PROVOQUEN SU DECESO..."

Si tienes vida lo tienes casi todo.... y tu decides si perdonas o guardas rencor... verdad?

Los que hoy no estan presentes no pueden, al igual que tu, participar y dar su opinión.

MonjaGuerrillera dijo...

Corazon de Anonimo, date a conocer, que nadiete va a comer.

Yo no digo esto porque tengo suerte. El resultado de llegar a decir no es suerte. Que prejuicio tan grande demostraste.

Esto es todavia una gran lucha para mí y una gran angustia existencial. A pesar de todo eso, es que digo lo que digo. Por dolor extremo y no por falta de él.

No nací en la facilidad y creo que me va a durar la dificultad básica hasta el ultimo dia.

Quedar vivo, en estos casos, a veces no es una gran suerte. Sólo desata preguntas internas, para qué, con objetivo quedé viva. Yo quiero ser también alguna voz de los que no pudieron quedar presentes.

¿Te gustan los casos generales pero no los particulares?

No estes tan seguro/a de que si hubiesen quedado vivos odiarían y no perdonarían. No sabes lo que pueden hacer los politicos de la noche a la mañana, menos puedes predecir el trabajo psicologico, animico y espiritual que cada cada persona hace durante su vida.

Para perdonar no hace falta sentirse cómodo, sino todo lo contrario, hace falta estar desgarrado en grado sumo y en ese estado poder ver en su justa dimensión al victimario y reconocerlo inclusive prójimo

La empatía no es una virtud solamente para ejercer con los que sufren. jesús vio empáticamente incluso a Judas. Cuando partió el pan, también se lo dio a él, sabiendo lo que sabía.

¿Qien dijo que uno aqui debate tranquilamente? Tal vez estes leyendo tranquilamente tú nuestros profundos dolores y nuestras intranquilidades.

No puede ser la vida tan poco sagrada como para convertirla en juego pasional de ataques y defensas.

Yo te voy a dar vuelta el sujeto -si me permites- de aquella pregunta "donde queda la oportunidad de sus madres para formarlos como hombres de bien y de amor cristiano.." y te preguntaría ¿Qué hago con mi madre que en mi caso particular se ausentó y no me defendió? ¿La mato? ¿la denuncio? ¿La mando matar?

Anónimo dijo...

Hola MonjaGuerrillera...
lamento haber tocado el tema desde una perspectiva que te afecta directamente.. al punto de verte obligada a tomar una postura dura y ofensiva.. pido disculpas si eso sirve de algo..
No me he identificado no porque piense que alguien puede hacerme daño.. sino porque mi entrada a este espacio fue accidental y llegue a pensar, erróneamente, que no me interesaría nuevamente en ella.. me equivoqué. No tengo tanta ingenuidad como para pensar que a través de este medio, alguien, con solo saber mi nombre de pila, pueda "comerme". Mucho menos si utilizo tu maduro modelo y me coloco un "alias o sobrenombre", en este caso será el que tu misma me adjudicaste "Corazón de Anónimo", complacida? ahora, según tú, debemos estar a la par, nadie en desventaja, bien?
Estimada amiga... ante cualquier situación la vida es un gran milagro! respirar y pensar son condiciones que nos brindan oportunidades de crear para nosotros y para los demás.. no digo que no existan situaciones que nos hacen preguntarnos ¿ve señór! y para que me tienes aquí? pero el solo hecho de estar viva te permite hacerte esa pregunta y darte la respuesta que sea... en el estado de ánimo que sea... De hecho, y también de derecho, tu tienes hoy la oportunidad de responderme (con carga anímica incorporada) porque estas viva! Así que siempre será una suerte! Es mi opinión.
Nunca, si lees bien, dije que de quedar vivas las víctimas vivirían sin dolor, todo lo contrario, y no se que pudo dar pie a que interpretaras de ese modo. Tampoco entiendo a que te refieres con tu pregunta (casi afirmación) de que no me gustan los casos particulares y sí los generales. Cuando entré al blog encontré un tema, por demás bien general, y me incorporé, a lo mejor el error fue ese, y el tratamiento que le dí evidentemente fue general pero ofreciendo el otro lado de la moneda para que fuese revisado. Te aseguro que de haber entrado a un espacio en el que se plantearan casos de Psicoanálisis y/o reflexión jurídica de particularidades sobre violación no habría intervenido porque no soy ni psicologo ni abogado. Tampoco determiné que, de estar las víctimas de violación con vida, odiarían "per se". Si dije que tienen la oportunidad de decidir si perdonan o no. No intenté nunca, estimada amiga, PREDECIR "el trabajo psicológico, anímico y espiritual que cada persona hace durante su vida"... lo inferí! y es absolutamente natural, pues ese trabajo, no solo es una capacidad del ser humano sino que se convierte en una necesidad que, inevitablemente, desarrollamos para continuar la existencia. Ahora, el nivel y la intensidad que debamos imprimir a ese trabajo dependerá obviamente del grado en que se nos presenten las experiencias y el poder que desarrollemos para superarlas. Algunas siempre son mucho más díficiles que otras, pero insisto, teniendo vida PODEMOS trabajar en ellas.
Sabes? como adulto, son miles las situaciones por las que he tenido que transitar y, con propiedad, por experiencia, te digo que si aún se siente dolor y no se está cómodo (son tus palabras, no las mías) es por que el perdón no se ha otorgado realmente, cuando perdonas tu corazón descansa y se aliviana, es un corazón reposado en la paz del que sabe perdonar a su agresor (y hay que ver la cantidad de modalidades de agresión que existen!). Así que te puedo asegurar que el rencor y el perdon no me son desconocidos, por lo menos no como para concentrarme en tomar cátedras sobre el tema. Sabes por qué amiga? Porque tengo vida y mientras la tenga agradeceré tenerla. Porque mientras la tenga tengo oportunidades: de perdonar o no, de discutir esto contigo, de meterme en donde nadie me ha llamado, en fin, tengo no solo una segunda, sino muchas oportunidades de continuar el camino, redimirme (si es necesario), redireccionar el rumbo, no se si me hago entender.. En cuanto a "predecir" emociones ajenas, dudo que podamos nosotros expresar realmente lo que sintió Jesús por judas pero particularmente no creo que fuese empatía sino lástima de saberlo su traidor y jesus en su grandeza (y por estar vivo aún) TUVO LA OPORTUNIDAD de decidir y lo perdonó.
El asunto es que, a pesar de que no estoy de acuerdo conque Latinoamérica es un pozo de corrupción, no concibo la utopía de un estado que propicie un genuino sistema penal de redención y transformación humana. De iniciarse esta tarea, sabemos, tardará cientos de años pues, el problema es cultural y originario. Entonces que hacer con aquellos que rompen las "Reglas de Dios", por ejemplo, no matarás. Es ésta aplicable al que se ve en la obligación de establecer formas de castigo y formas de depuración social pero no es aplicable a delincuentes (amparados en enfermedades sicosociales, sean estas verdaderas o no). Es dios entonces perdonador del que lastima a otros (inocentes) y quebranta sus reglas? De parte, entonces, de quien está dios? del que cumple y respeta sus normas o de aquel que las viola?
Monjaguerrillera.. tengo la seguridad de que los que me leyeron antes que tu entendieron por que dije "Tranquilamente" pues empecé explicando que estaba yo en alarma por lo leído.. justifiqué mi exaltación ante los que aquí escriben.. espero que ellos hayan compredido mejor y con más misericordia mis expresiones. Innecesario entonces debería ser aclararte que yo no leo TRANQUILAMENTE sobre tus profundos dolores e intraquilidades puesto que tu no estabas en el debate que ELLOS mantenían al momento en que entré aquí.
En cuanto al sujeto que me aportas es TU DECISIÓN PORQUE ESTAS VIVA perdonar a tu madre o no... denunciarla o no... lamento que hayas tomado el tema y lo pusieras a girar en torno a ti y tu problema (bien particularizado además)pues esa no era mi intención... Y pienso que si puedes, luego de alcanzar un estado de mayor tranquilidad y paz, convertirte en voz de aquellos que sufrieron la misma o peores experiencias que tu. A lo mejor no desde la perspectiva de reclamar castigo para el agresor pues ya me hiciste entender que tu se lo dejas a dios e interpreto que lo verías como venganza, pero a lo mejor desde un punto de vista preventivo.. a través de una ESCUELA PARA PADRES que te permita enseñarle a las madres los peligros a los que se ven expuestos sus hijos cuando ellas salen de casa y los dejan con familiares (padres, padrastros, hermanos, hermanas, tias, etc). Ilustrar y crear conciencia para prevenir que otros sufran.

Disculpen lo malo..
Con amor
Corazón de Anónimo

MonjaGuerrillera dijo...

Corazon de Anonimo.
Sí, yo estuve. Desde el quinto comentario, en este debate.
Tambien soy adulta.
Y del milagro me he enterado desde muy temprano.
Por eso no le quiro negar ese milagro a otros, hayan hecho lo que hayan hecho.

Las disquisicones que hace sobre Dios "si está de parte" de un ser humano odediente o de otro desobediente, es una teologia fundamentalista que no nos representa a nosotros en este blog.

Dios está de parte de su Cristo, el único que hizo posible el perdon y la reconciliacion. No obstante, esto se sale del debate en particular. Podriamos charlar aparte de teologia. Hablabamos de la etica indeferentista de los evangelicos en un asunto particular.

Respondo emocionalmente porque yo soy emocional, además. Es mi modo, entre otros modos. Y no creo que tenga que pedir perdon por eso.

No gire el tema en torno a mi, lo particularicé como lo podria haber particularizado en tantos otros ejemplos. Pero no me gusta hablar porque "me contaron" o lo vi en "las estadísticas".

Este tema lo vivi y entonces sé de lo que hablo.
No lamentes la particularizacion dialectica, mas bien si me acompañas con tu interes sobre el tema, lamenta la realidad de que esto me haya pasado.
Ya que somos prójimos, pensé que serías también empático conmigo tal como lo expresaste muy desgarradamente detallando los padeceres de una violacion, en el comentario anterior.

Yo no te soy antagonica. Sólo pienso diferente y defiendo la vida incluso la de los criminales, porque los criminales no son dueño de sus vidas tampoco.


Gabriela
Buenos Aires

PD: La escuela para padres, si funcionara tal como me la prometieron en Argentina, sería una ayuda en este gran desatino en que hemos convertido el mundo educativo y el mundo en general.

Anónimo dijo...

Entonces, todo bien.

Gracias.

Anónimo dijo...

De nada.


Gabriela